Secciones
Bienestar psicológico

El genograma

Lo que significa y para qué sirve. La importancia a la hora de conformar una pareja. Elaboración e Interpretación.

Martes 16 de Julio de 2019

Lo que significa y para qué sirve

Es un instrumento que hoy en día se utiliza en psicología clínica que ha sido desarrollado en sus inicios, en el año 1985, por M. Mc Goldrick y R. Gerson. Se trata de una representación gráfica (que tiene la forma de un árbol genealógico)que contiene la información de al menos tres generaciones (por eso decimos que es multigeneracional) y sus respectivas vinculaciones emotivas.

Su estructura, con forma de árbol, proporciona una rápida “gestalt” o meta-comunicación de la complejidad de las relaciones familiares y se convierta en una rica fuente de recursos para realizar las hipótesis clínicas en psicología, sobre cómo un problema psicológico en un solo integrante de esa familia, tiene una directa relación con su contexto familiar y cómo éste ha evolucionado a través del tiempo.

En general se inicia a construir junto al paciente, durante las primeras sesiones de concurrencia y luego se realizan revisiones a esa historia familiar en la medida que se van obteniendo datos más profundos de la realidad que presenta casa caso particular.

Lo que comienza a vislumbrarse

Ayuda al psicoterapeuta y a la familia a poder ver un “cuadro amplificado” que puede ser interpretado relacionalmente de forma vertical (jerárquica: entre padres e hijos, entre abuelos y nietos, entre abuelos y padres, etc.) y de forma horizontal (relaciones con pares generacionales: hermanos, primos).

Su diseño incluye sucesos críticos vividos, enfermedades, trabajos realizados, ciudades de origen en donde se ha nacido y desarrollado la niñez, traslados, evoluciones en el tiempo, fallecimientos y sus causas, o cualquier desarrollo o cambio en el ciclo vital de la familia que los haya influenciado a través del tiempo.

Nos ayuda a ver datos de relaciones marcadas por sucesos significativos vividos en una familia que están afectando el presente del individuo, familia o pareja que se presenta a terapia. Y nos habla de un pedido de ayuda para poder independizarse de aquellas relaciones tóxicas del pasado para poder decidir cambiar, dejando de lado los mandatos familiares rígidos del pasado.

La importancia a la hora de conformar una pareja

La pareja actual, aquella que se conforma como una relación nueva que comenzará a integrar ese “árbol genealógico” familiar, tenderá a repetir los modelos históricos aprendidos ya que les son ¨familiares¨ y hasta el momento lo único que saben que les genera tranquilidad para poder continuar.

Todo aquello no resuelto en una generación precedente tenderá a repetirse de alguna manera en la generación actual. Es por este motivo que en Terapia se busca de hacer consciente esa parte repetitiva que hace no avanzar a la pareja actual para crear sus propios rituales buscando modificar modelos obsoletos relacionales, que lo que han producido es sólo malestar o que algún otro miembro de la familia no ha sabido superar, cerrar y dejar atrás.

Las tensiones actuales que presenta una pareja nueva provocan, muchas veces, una disfunción relacional que incidirá e influenciará inevitablemente en el resto de la familia con los integrantes del pasado y con aquellos del futuro también (futuros hijos por venir por ejemplo).

Elaboración del Genograma

La construcción de un genograma se compone de tres fases:

1. El diseño de la ESTRUCTURA familiar: la utilización de símbolos para describir la estructura y los miembros que componen toda la familia, hasta por lo menos tres generaciones anteriores a la actual.

2. Recolección de la INFORMACIÓN de base: registro de datos significativos: cambios en general, ocupaciones, fallecimientos, información demográfica, fechas de cambios significativos, problemas precedentes familiares (por ejemplo: alcoholismo, depresión, etc).

3. Trazado de las RELACIONES entre los miembros. Trazado de símbolos para describir el tipo de interacciones emotivas y vivenciales de la vida cotidiana entre ellos. Tiene que ver con la percepción de cada uno de los integrantes de la familia o de la percepción del paciente propietario del genograma que se presenta de forma individual o con su pareja actual. Se pueden ver los modelos relacionales disfuncionales como forma de vincularse y también aquellos que son sanos y se podrán rescatar para conservar como recursos a futuro.

La Interpretación

Toda la información que brinda el genograma ayuda al Psicoterapeuta a identificar las líneas guías para poder entender el funcionamiento familiar. Se vuelve importante estar atentos a la presencia de síntomas, tipos de relaciones o funcionamiento entre miembros de una misma familia que se repiten a través del tiempo en las diferentes generaciones, que serían las coincidencias de cualquier tipo, pueden ser fechas (por ejemplo, que coincida la muerte de uno de los miembros de la familia con la aparición de síntomas de algún problema psicológico con el paciente actual), eventos similares (emancipación del hogar, migración, etc.), enfermedades genéticas, formas de resolver los problemas, etc.

El genograma en sí mismo se utiliza como instrumento, estrategia y técnica terapéutica para producir cambios familiares ya que:

1. Involucra a todos. Brinda un acceso rápido a contenidos con mucha carga emotiva (nacimientos, fallecimientos, conflictos, etc.). Se parte de un diseño que parece simple para poder llegar a dar con aquello que produce una “amenaza” y buscar hablar sobre argumentos mas profundos. Se establece un buen grado de empatía con los pacientes, sean individuales, familias o parejas, a partir de la cual se pueden comenzar a poner en discusión en un lugar que les brinda seguridad, la terapia.

2. Pone en discusión al sistema, los obliga a tener que moverse a hacer algo, a cambiar, a transformarse para mejorar. Permite modificar creencias tóxicas arraigadas del pasado y a que el síntoma que los trae a terapia comience a desaparecer.

3. Esclarece los modelos familiares, se puede comenzar a re-construir y co-construir en la actualidad la interpretación de la familia desde una perspectiva más madura y evolucionada en el tiempo. Permitiendo incorporar elementos nuevos que servirán como recursos desde el presente hacia el futuro.

Concluyendo…

Según mi experiencia, el uso de este instrumento es una técnica y una estrategia psicoterapéutica al mismo tiempo muy potente y eficaz para develar las tramas transgeneracionales ocultas en sus aspectos positivos, negativos, observables, etc. que hemos incorporado a través de nuestras percepciones emotivas de lo que como seres humanos hemos vivido o les han contado dentro de cada familia.

La experiencia de Psicoterapeuta en saber realizarlo, dirigirlo e interpretarlo es una clave importante para poder develar, hacer salir a la luz todas las relaciones entre los miembros de una familia, elaborando una hipótesis relacional que pueda incluir eventos, funcionamientos, vinculaciones, cambios, repeticiones, gestión de los conflictos, recursos, aspectos sexuales, etc. Y de esta forma poder hacer surgir recursos nuevos a aquellos pacientes que se encuentran ¨paralizados¨ en formas vinculares que se han alejado de esos ciertos grados de libertad que necesitamos para seguir evolucionando como personas independientes en nuestras convicciones y deseos propios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario