Secciones
Astronomía

Curiosidades sobre el año bisiesto

Este 2020 será un año bisiesto. Pero qué significa y qué cambia de un año normal?

Jueves 09 de Enero de 2020

Este año 2020 tendrá 366 días en lugar de los 365 normales. El día extra lo acumulará febrero con el día 29, en lugar de los 28 días habituales.

Los años bisiestos, del latín bis sextus dies ante calendas martii (repítase el sexto día antes del primer día del mes de marzo -que correspondía a un día extra intercalado entre el 23 y el 24 de febrero por Julio César-) ocurren cada cuatro años.

En el calendario gregoriano, impuesto por el Papa Gregorio XIII, este día extra se colocó al final de mes de febrero. El 24 de febrero era el sexto día antes de las calendas (primer día del mes de marzo). Los romanos no contaban los días del mes del 1 al 31, sino que tomaban tres fechas de referencia: calendas, nonas e idus. Para contar se incluía el día de referencia (en este caso, el 1 de marzo).

En concreto se trata de un sistema para corregir desfases en el calendario, puesto que realmente un año tiene 365 días, cinco horas y 56 minutos, algo que no se contabiliza año a año, sino que se suman y se añaden cada cuatro al mes que menos días tiene, es decir a febrero. Entonces, cada cuatro años, febrero tiene 29 días y el año es bisiesto.

Este sistema para ajustar el calendario anual fue ideado por el astrónomo Sosígenes de Alejandría por encargo del emperador romano Julio César, quien al a Egipto y comprobó que el calendario de Roma era deficiente respecto del egipcio.

Qué pasará con el feriado del 8/12

Embed

Así Sosígenes ideó un calendario con 365 días y un día adicional cada cuatro años, para compensar el desfase que, antes de la remodelación del calendario, provocó que el año 46 a. C. se convirtiera en el más largo de la historia con 445 días. A este se le llamó año juliano o año de la confusión.

El origen de su nombre viene del latín bis sextus diez ante calendas martii (sexto día antes del mes de marzo), que se corresponde con un día extra entre el 23 y 24 de febrero. En el calendario juliano, el 24 de febrero era el sexto día antes de las calendas (primer día del mes) de marzo. Por aquel entonces no contaban los días del mes del 1 al 31, sino que tomaban tres fechas de referencia: calendas, nonas e idus. Para contar se incluía el día de referencia (en este caso, el 1 de marzo).

Mucho después, cuando se estableció el calendario gregoriano, pero se siguió este mismo sistema y el día de más se fijó al final del mes de febrero, dando como resultado que cada cuatro años febrero tiene 29 días en lugar de 28.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario