Miradas
Miércoles 25 de Abril de 2018

Cuando nos dejan sin energía

La tarifa eléctrica es el tema nacional por donde se lo mire. "Ocupa" no solamente la agenda pública, sino que además "preocupa". Preocupa porque giramos en torno a un dilema que no sabemos si se podrá resolver. El tarifazo de Macri está presente entre nosotros y las aguas se dividen entre aquellos que defienden los múltiples subsidios y donde consumir servicios tenga un costo muy bajo o casi gratuito, y aquellos que sostienen que se debe pagar el costo real. Siempre los extremos, nunca un término medio. Y acá es nuestra "honorable" clase política la que debe resolver en cuestión. Hoy por hoy, hay más dardos entre el oficialismo y oposición que objetivos en común para sacar a los ciudadanos de este embrollo. Repasemos, a modo de ejemplo, lo que sucedió este miércoles, y que sirve para graficar lo que hace 70 años (los años donde convivimos con inflación) sucede en la Argentina y donde no podemos dar el "salto".
Ejemplo 1. La coalición Cambiemos frustró ayer la intención de los bloques opositores de tratar en la Cámara de Diputados un conjunto de proyectos para cambiar el sistema tarifario, pero aceptó abrir el debate en la comisión de Presupuesto sobre los aumentos dispuestos por el Gobierno en los servicios públicos. El oficialismo logró evitar el tratamiento sobre tablas de unos 29 proyectos que oscilan desde retrotraer las tarifas a diciembre de 2017 hasta congelar el valor de esos servicios públicos hasta el final del gobierno de Mauricio Macri.
Ejemplo 2. El intendente de Córdoba, Ramón Mestre, anunció ayer la eliminación de la tasa sobre el consumo del gas para la tarifa social a partir del mes de mayo, tras una reunión que mantuvo con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en la Casa Rosada. También participó del encuentro Oscar Tamis, intendente de Oliva y presidente de Comupro, la comunidad que nuclea a los intendentes del PRO en la provincia de Córdoba. Mestre destacó que "siguiendo con las decisiones y los pedidos del presidente de la Nación, Mauricio Macri".
Ejemplo 3. El jefe de Gabinete de ministros, Marcos Peña, inició ayer su primer informe de gestión del año ante el Senado reclamándole a los estados provinciales que asuman "sus responsabilidades de gasto", durante un discurso que duró menos de 20 minutos y en el que no se refirió a las tarifas de los servicios públicos, pero sí al pasado. "En 2015 había un federalismo sin contenido", arrancó Peña, quien agregó que la Casa Rosada contaba con mayores recursos en detrimento de las provincias, tras lo cual mencionó que "los fondos se repartían como un método de disciplinamiento político".
Ejemplo 4. El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, replicó ayer los cuestionamientos de Cambiemos a la política energética del kirchnerismo, y afirmó: "El oficialismo no tiene autoridad moral para descalificarnos" porque "tienen un gobierno que está más sucio que los baños de Retiro". En un duro discurso contra el presidente Mauricio Macri, Rossi dijo: "Estamos haciendo un enorme esfuerzo para tratar de darle una solución a los argentinos. El oficialismo cuando no tiene argumentación busca la descalificación".
Ejemplo 5. El presidente del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, criticó con dureza al Frente para la Victoria al afirmar que "desde el kirchnerismo generaron un incendio en la Argentina por su pésima política energética". "Y ahora –añadió– nos vienen a proponer que entren al infierno los que no entraron". Negri habló en la sesión especial impulsada por la oposición para debatir el cuadro tarifario y, en ese marco, el legislador radical salió al cruce de las críticas de los kirchneristas a la política tarifaria del Gobierno. Además le recordó al exministro Axel Kicillof que en su gestión "permitió que la AFIP dejara a Cristóbal López retener impuestos de los combustibles por 8.000 millones de pesos y no se mosqueó por intentar cobrarle un peso".
En la Argentina estamos llenos de ejemplos y de verdades relativas que nos intentan mostrar cuál es el camino. El camino que desde el regreso de la democracia a esta parte, ni Alfonsín, Menem, De la Rúa y el kirchnerismo pudieron corregir esta temática. Un drama que ya deja sin energías a la gente y que solo reza a la hora de recibir la boleta.

Comentarios