Hoy por hoy
Miércoles 03 de Enero de 2018

Convertida en un fenómeno social

Por estos días la ciudad de Concordia comienza a palpitar uno de los fenómenos sociales que está próximo a cumplir cuatro décadas. Se trata de una prueba atlética que desde hace muchos años dejó de ser un evento deportivo, ya que la ciudad vibra y palpita al unísono junto a los competidores. El Maratón de Reyes está en cuenta regresiva, ya que el sábado 13 desde las 20 se 'paraliza' la ciudad por unos instantes.
No debe haber muchas pruebas deportivas en el país con un tinte tan característico que involucra a competidores y espectadores. Por espacio de 10 kilómetros, una marea humana sale a la calle para seguir de cerca el pasar de los miles de atletas, que solo tienen como objetivo principal 'dar la vuelta' o bajar su propio récord del año anterior.
Ni el mismo Juancito López, creador de la prueba, se podría haber imaginado la evolución social que tuvo este maratón, que en sus primeras ediciones se realizaba en los alrededores de la plaza España y que como objetivo final tenía que 'los gurises se entretengan un poco'.
Con el paso de los años, la prueba fue tomando otra trascendencia, y tal es así que a la misma llegan competidores anónimos de todo el país, como de la República Oriental del Uruguay. Al mismo tiempo, los atletas de Elite también la tienen dentro de su calendario de carreras, por lo que han transitado las calles competidores africanos, brasileños y uruguayos, que venían con la misión de inscribir su nombre entre los ganadores.
"Apenas largás ya te alienta la gente hasta el final de la carrera. Es increíble. Una competencia única donde se disfruta durante todo el circuito. Siempre me hago un lugar para venir a Reyes", manifestó alguna vez el keniata Julius Rono.
Y el termómetro más directo de esta prueba es la misma calle. Porque se puede ver a cientos de personas corriendo para llegar de la mejor manera, y es allí cuando el vecino pregunta cuántos días faltan para la prueba.
Además, la pauta de que hay un interés marcado por parte de los competidores lo indica lo ocurrido en el primer día de inscripción de la semana pasada, ya que según los datos brindados desde la organización fueron más de 500 las personas que se anotaron para las pruebas de 5 y 10 kilómetros, como también para el Maratón de Infantil, que se llevará a cabo el viernes 12.
Desde este año la organización apuestan a cuidar la salud de los competidores y es por ello la largada está pautada en un horario casi nocturno para mitigar las altas temperaturas de la época, como también habrá un operativo especial en función de la cantidad de ambulancias. Al mismo tiempo, desde esta edición se sumó la modalidad denominada Isla Saludable, que tiene como objetivo que cada participante deberá pasar por un control médico gratuito –también lo puede hacer de manera particular– tanto para las dos distancias, como para los infantiles.
Todo está encaminado para vivir una gran fiesta de la ciudad, donde poco tendrá que ver el resultado final, sino el mero hecho de ser parte de una prueba tan marcada en la idiosincrasia de los concordienses.

Comentarios