Clima
Martes 08 de Mayo de 2018

¿Cómo convivir con la humedad?

Compartimos distintas acciones naturales para evitar la acumulación de humedad en tu casa, datos sobre las bondades del bicarbonato de sodio y también tips para quitar quitar la humedad de la sal

La acumulación de humedad en la casa es un problema que puede generarse por el material en que está fabricada, el impacto del clima y la falta de ventilación de los espacios.

Es incómodo y riesgoso para la salud, ya que puede facilitar el desarrollo de moho y, a su vez, crear las condiciones oportunas para la proliferación de ácaros, polvo y mal olor.

Como consecuencia, se forman antiestéticas manchas en las paredes y rincones y, con el paso del tiempo, el cuerpo presenta alergias y dificultades en el sistema respiratorio.

Además, la pintura pierde su tono original y las estructuras se deterioran de forma notable.

Por fortuna, existen algunos métodos naturales que pueden ayudar a eliminarlo para darle un mejor aspecto a los espacios afectados y evitar problemas mayores.

*Vinagre Blanco
El vinagre blanco es uno de los productos naturales por excelencia para la limpieza del moho y la humedad dentro del hogar. Se puede utilizar tanto para las paredes como en las bañeras, la ropa y ciertos rincones de la cocina.
De hecho, aunque su olor no es del todo agradable, es la mejor solución para acabar con el mal olor a humedad dentro de los armarios.
Ingredientes: ½ taza de vinagre blanco (125 ml), ¼ de taza de agua (62 ml), 1 botella con atomizador
¿Qué debes hacer? Diluye el vinagre blanco con el agua y viértelo en una botella con atomizador. A continuación, agita el frasco y rocíalo sobre las manchas de humedad de tu hogar. Déjalo ventilar para que se seque y repite su aplicación durante una semana seguida. Si las manchas de humedad son demasiado difíciles, usa el vinagre sin diluir.
*Abrir las ventanas
Abrir las ventanas es una acción muy sencilla para evitar la acumulación de moho, ácaros y otras impurezas. El aire que circula ayuda a secar de forma natural y altera el ambiente que necesitan los hongos y bacterias para desarrollarse.
Esto explica por qué al ventilar la casa nos deshacemos de los olores desagradables que se retienen en el interior.

*Evitar cubrir la humedad
En el afán por disimular las manchas de humedad que se forman en las paredes, algunas personas ubican muebles y otros elementos sobre la zona afectada. El problema es que esto impide la circulación del aire y, dado que el moho queda retenido, con el paso de los días se favorece su proliferación.
Así, lo más conveniente es separar los muebles a una distancia considerable, procurando que quede el espacio necesario para una correcta ventilación.

*No tiendas la ropa en el interior de la casa
Uno de los errores que facilitan el crecimiento del moho y los malos olores dentro del hogar es el tender la ropa en los espacios interiores. Esto atrae la humedad, impide que la ropa se seque de forma correcta y le deja un olor desagradable y difícil de eliminar.

*Bicarbonato de sodio
Otra de las alternativas económicas para eliminar el olor y las manchas de humedad es nada el bicarbonato de sodio. Este ingrediente no es agresivo, tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas y cuenta con una gran capacidad de absorción.
¿Qué debes hacer? Frota un poco de bicarbonato de sodio sobre las áreas afectadas, déjalo actuar dos horas y retíralo con un cepillo. Asimismo, puedes poner un poco del ingrediente en varios recipientes y distribuirlos por los armarios que presenten humedades.

*Sal marina
La sal marina es un ingrediente natural que nos puede ayudar a acabar con la humedad de los espacios cerrados. Esta desinfecta, neutraliza los olores fuertes e impide que se formen manchas oscuras de moho.
¿Qué debes hacer?
Pon sal marina en pequeños recipientes o bolsas, llévalas al interior del armario y cámbialas una vez al mes.
*Bórax
El bórax es una sustancia con propiedades fungicidas que, a diferencia de productos como la lejía, es menos agresivo con el ambiente. Si bien puede usarse de múltiples formas en la limpieza del hogar, es bueno saber que también es una gran solución contra el moho.
¿Qué debes hacer? Asegúrate de usar guantes para manipular el bórax y diluye una cucharada en dos litros de agua. Aplicalo sobre las zonas afectadas con un cepillo, déjalo reposar media hora y quita el exceso de humedad con un paño limpio.


Como quitar la humedad de un salero
*Agrega arroz junto a la sal: El arroz tiene la capacidad de absorber la humedad, de hecho, como habrás visto cuando se hierve el arroz se hincha mucho cuando absorbe agua. Por eso agregar un puñado de arroz al salero hace que los granos de sal le "pasen" la humedad a los granos de arroz, también el movimiento y el peso de los granos de arroz "separan" la sal húmeda.

*Granos de café: Al igual que los granos de arroz, los granos de café quitan la humedad de lo que lo rodea, si tienes café en grano agrega varios al salero y verás como le sacan la humedad a la sal.

*Poner el salero en la heladera: Las heladeras modernas funcionan "quitando" la humedad de los alimentos, ¿y que mejor lugar para poner la sal húmeda que en un extractor de humedad? Prueba dejando a partir de ahora la sal en la heladera o freezer.
También puedes meter la sal en el microondas con una cocción durante un minuto.


Comentarios