Secciones
Psicología

Capacidad de Resolución

Este amplio y tentador concepto nos introduce en una necesidad sentida que tenemos las personas y organizaciones para poder superar los impedimentos u obstáculos que se han instalado en forma progresiva o súbita y promueven malestares personales, económicos o de otro orden.

Martes 12 de Noviembre de 2019

Lic. Mario Sarli/ Psicólogo

psicosarli@gmail.com

Este amplio y tentador concepto nos introduce en una necesidad sentida que tenemos las personas y organizaciones para poder superar los impedimentos u obstáculos que se han instalado en forma progresiva o súbita y promueven malestares personales, económicos o de otro orden.

Según donde se focalice el problema, una vez detectado, comienza con mayor o menor inmediatez, la búsqueda de soluciones. Se presentan en forma generalizada como entidades externas, cuya localización oportuna, augura un contexto hacia el cual se dirigirán los pensamientos y acciones. Los problemas siempre tienen condición de dificultad que estorba y obstruye todo aquello que previamente, fluía de buenas maneras.

Se sabe que una de las condiciones elementales ante los problemas, es distinguir su presencia. Esta distinción permite delinear no solo su ubicación, sino que activa de manera inmediata el interrogante que incita a buscar respuestas y explicaciones sobre el origen y motivo del nacimiento del problema.

Tanto en el plano personal como organizacional, registrar la presencia de aquello que genera obstáculos, inicialmente provoca a sorpresa y se dispone con inmediatez a la búsqueda de soluciones. Aunque ello no implica alcanzarla rápidamente. Porque hallar las reparaciones o salidas eficaces requiere de un conjunto de acciones, entre las que podemos mencionar: 1º) Reflexión sobre el problema, 2º) Discernimiento de las causas, 3º) Plan de acción y reparación, 4º) Puesta en marcha y 5º) Final exitoso.

Estos pasos que remiten a soluciones de aspectos técnicos o mecánicos, también pueden extenderse al plano emocional subjetivo, donde las variables que intervienen son mucho mas complejas y no siempre accesibles.

Los problemas en el plano personal están investidos de las improntas psíquicas que se guardan en el plano inconsciente, reservorio de emociones gratificantes y frustrantes. Sabido es que el plano emocional es el ámbito que encierra las manifestaciones afectivas que acompañaron durante la niñez y las experiencias más intensas adquieren mayor significación, guardándose en archivos inconscientes del aparato psíquico. Poseen condiciones gratificantes. Pero también las dolores y frustrantes, quedan bien guardadas.

Sucede que tienen capacidad de volver al presente ante situaciones actuales y si no son fueron resueltas, tienden a repetir comportamientos con rasgos defensivos, hostiles o sumisos, que resultan ineficaces para las actuales situaciones. Esto nos permite entender que algunos problemas de la actualidad, cuando quedan involucrados los aspectos emocionales más primarios, las resoluciones se complejizan y el esquema de reparaciones a los problemas, previamente indicado, resulta ineficaz. Esto es más visible cuando el problema se presenta en los conflictos de pareja, así como decisiones como puede ser la elección de vocación, o problemas de trabajo con los jefes, así como cambios de trabajo.

Podemos decir que los procesos de solución a las dificultades que surgen en los planos emocionales, requieren un abordaje progresivo y lento, ya que la toma de conciencia necesita más de tiempo para descubrir los problemas. Por supuesto que también existen soluciones inmediatas, debido a la intensidad de ciertos conflictos que imponen y necesitan respuestas inmediatas. Por ejemplo aquellos problemas que provocan afecciones físicas, cuando estas se convierten en síntomas complejos, no admiten dilaciones y eso facilita las decisiones. Sucede en trabajos o en conflictos de parejas que llegan a extremos de maltrato o violencia. Estos hechos, disparan decisiones y con ellos muchas veces, las soluciones.

La visualización de los problemas emocionales y búsqueda de superaciones, muchas veces son acompañados por procesos psicoterapéuticos, los cuales contribuyen en forma positiva para alcanzar mejorías. De hecho, en el ámbito psicológico se dice que las personas que son conscientes que están en problemas e inician por ello tratamientos, están mejor posicionados que otros, que no solo no distinguen sus dificultades, sino además, lo niegan. Es por ellos que la conciencia de que podemos ser parte de los problemas, es también una conciencia que admite que formamos parte de las soluciones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario