De Santos
Miércoles 13 de Marzo de 2019

Bergoglio camina un nuevo año como Papa Francisco

El sexto año de pontificado de Jorge Bergoglio, Francisco, lo encontrará nuevamente de retiro espiritual.

La ciudad de los ardientes deseos. Miradas y gestos pascuales en la vida del mundo, es el tema de los Ejercicios Espirituales del papa Francisco y la curia para esta Cuaresma. Las meditaciones serán dirigidas por el sacerdote benedictino olivetano Bernardo Francesco Maria Gianni, quien se inspirara en los textos del poeta italiano Mario Luzi de 1997, Estamos aquí para esto.

Al respecto el religioso benedictino señaló que este tema es un útil instrumento con el cual pensar y repensar la Iglesia y la sociedad civil en constante búsqueda de inclusión.

Embed

El P. Bernardo Francesco María Gianni explicó que el tema elegido para estos Ejercicios Espirituales es fruto de oración y reflexión, un tema que corresponde a la vida monástica, una vida orientada hacia el Señor, pero con la ciudad perennemente presente en nuestra mirada. "He pensado –señaló el religioso– que puede ser útil la capacidad de releer monásticamente la tensión entre nuestro corazón enraizado en el Señor, en el misterio, en la liturgia, en la vida fraterna, en el trabajo, en la fuerte experiencia benedictina y esta mirada dirigida hacia la ciudad".

El papa Francisco, subrayó el sacerdote benedictino, tiene en Evagenlii Gaudium muchas reflexiones bellas sobre la búsqueda de Dios en la ciudad, por ello pensó que esto podría ser un tema de enlace entre las legítimas expectativas del Papa y de sus colaboradores que no son monjes y nuestra vida como comunidad monástica.

"Para mí es un privilegio increíble tener la posibilidad de intentar hacer una síntesis de mi vida pobre y hacerla evangélicamente legible y fructuosa para la utilidad de quien tiene la inmensa responsabilidad de acompañar a la Iglesia universal".

Los Ejercicios Espirituales se realizarán en la localidad italiana de Ariccia, del 10 al 15 de marzo y durante esos días se suspenderán todas las audiencias, incluida la catequesis de hoy, recordando el 6° aniversario de la elección del papa Francisco.

Desde aquel 13 de marzo de 2013
Antes de la elección, los cardenales acordaron que fuese cual fuese el elegido, este debía impulsar una reforma profunda a la curia romana. En estos años, Francisco ha demostrado ser el Papa para estos tiempos y sigue llamando la atención de muchos, dentro y fuera de la Iglesia por su sencillez, desprendimiento, audacia y cercanía. En este pontificado, el primero que ha vivido plenamente el uso de las redes sociales, Francisco ha sido considerado la persona más influyente en Twitter por los millones de "retuits" a sus mensajes de sus nueve cuentas en esta red social que han superado los 46 millones de seguidores.

Luego de un mes de ser electo, Francisco inició una reorganización en la administración de las finanzas de la Iglesia. Sin embargo, en el tema de abusos sexuales por parte de sacerdotes, sus acciones fueron insuficientes.

En el segundo año el papa Francisco realizó viajes apostólicos a Asia, Sudamérica (Ecuador, Bolivia y Paraguay), África, Cuba y a Estados Unidos.

Tal vez el viaje más impactante fue el que realizó a Sri Lanka y Filipinas en enero de 2015. En este último el Santo Padre celebró una Misa en la capital (Manila) ante más de 6 millones de personas, un evento que quedará en la historia como la Eucaristía más multitudinaria que se ha celebrado en el mundo.

En abril de 2015 el Santo Padre convocó oficialmente el Jubileo Extraordinario de la Misericordia para que la Iglesia ponga más en evidencia su misión de ser testimonio de la misericordia y "seamos misericordiosos como el Padre".

El Año Santo comenzó con la apertura de la Puerta Santa en la Basílica Vaticana durante la Solemnidad de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre.
Entre el 19 al 28 de septiembre del mismo año el papa Francisco realizó una visita apostólica a Cuba y Estados Unidos, la más larga de su pontificado.
En Cuba el Santo Padre pidió libertad para la Iglesia y abogó por el fin de las dinastías, y tuvo una reunión privada con el fallecido expresidente y líder de la Revolución Fidel Castro. Mientras que en Estados Unidos participó del Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia.

En octubre Francisco participó del Sínodo de los Obispos sobre la Familia, una reunión mundial de representantes de la Iglesia en todo el mundo para debatir sobre los diversos desafíos actuales de la institución familiar.

Al término del Sínodo se reafirmó la doctrina católica sobre el matrimonio, su indisolubilidad; y se resaltó la belleza de la familia y del plan de Dios para ella. También se habló sobre la situación de los divorciados en nueva unión.

En 2016 el papa Francisco sostuvo en la Habana (Cuba) un encuentro privado y firmó una declaración en conjunto con el Patriarca ortodoxo Kirill de Moscú y de toda Rusia. Este encuentro fue el primero en la historia entre un Pontífice y el líder de los ortodoxos rusos.

Inmediatamente después llegó a México para un visita apostólica entre el 12 y 17 de febrero. Según las cifras dadas a conocer por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), en total más de 10 millones 500 mil personas participaron en las actividades del Santo Padre.

El 27 de julio del mismo año, el Pontífice arribó a Polonia, concretamente a Cracovia, donde presidió la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), la segunda de su pontificado luego de la realizada en Río de Janeiro en 2013 donde más de 3 millones de jóvenes celebraron la fe con el Santo Padre.

También pudo visitar el campo de concentración de Auschwitz, como hizo Benedicto XVI en 2006, y el Santuario Mariano de Czestochowa.

Luego, en una multitudinaria Misa celebrada el 4 de septiembre de 2016 en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, a la que se calcula asistieron unas 120.000 personas, el papa Francisco canonizó a Santa Teresa de Calcuta.

El 16 de octubre el papa Francisco canonizó a siete nuevos santos en el Vaticano, entre ellos el niño mexicano José Sánchez del Río, mártir de la guerra cristera, y el sacerdote argentino José Gabriel del Rosario Brochero, el Cura Brochero.

En el 2017, visitó el Santuario de Nuestra Señora de Fátima con ocasión del centenario de sus apariciones, y en donde canonizó a dos de los pastores, Santa Jacinta y San Francisco Marto.

Del 6 al 11 de septiembre, realizó un viaje apostólico a Colombia, donde visitó Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena.

En 2018, volvió a América Latina, esta vez para una visita apostólica a Chile donde las denuncias por abusos y su reacción negando los hechos tiñeron de oscuro el paso pastoral y lo llenaron de sombras. Después de meditar y pedir disculpas a las víctimas, convocó a un encuentro denominado La protección de los menores en la Iglesia, que se celebró en el Vaticano del 21 al 24 de febrero de 2019 y fue el primero en el que participan todos los presidentes de las conferencias episcopales y los responsables de las órdenes religiosas de todo el mundo, abordando el tema con una mirada evangélica. Este será su séptimo año frente a la Iglesia y como desde el primer día pide que se acuerden en sus oraciones de mí y de mis colaboradores de la Curia romana".

Comentarios