#Nutrición
Sábado 06 de Abril de 2019

Ayunar hace bien

La dieta que mimetiza el ayuno disminuye el peso corporal, en especial la grasa visceral preservando la masa muscular.

En la actualidad predominan las enfermedades crónico-degenerativas que dependen en gran medida de malos hábitos alimenticios, estrés y tóxicos ambientales, alcanzando la obesidad y las enfermedades metabólicas asociadas niveles de epidemia mundial. Existen tres mecanismos sustanciales que determinan el deterioro de la salud: inflamación crónica, glicación de las proteínas y estrés oxidativo.
La inflamación crónica se ve favorecida por la ingesta excesiva de grasas hidrogenadas, conservantes alimenticios, pesticidas, metales pesados que dan lugar a aumento de la permeabilidad de la barrera intestinal y enfermedades autoinmunes. La glicación de las proteínas (unión de moléculas de azúcar a las proteínas), fruto del incremento de los azúcares y almidones en la dieta cotidiana favorece la oxidación de las membranas y la inflamación crónica, presente en enfermedades como la diabetes y la enfermedad de Alzheimer.

El estrés oxidativo afecta a las membranas y organelas celulares, en especial a las mitocondrias reduciendo la capacidad de producir energía, proteínas, hormonas, lípidos, enzimas así como menor autolimpieza de las células, las cuales acumulan material de desecho. El daño de los radicales libres puede alterar el código genético y abrir la posibilidad a mutaciones conducentes a cáncer.

La humanidad ha recurrido al ayuno como medida de purificación espiritual y física desde tiempos remotos, siendo en los últimos años un método revalorizado y estudiado con rigor científico, demostrándose que la restricción calórica prolonga la vida. Se desarrollaron diferentes protocolos de ayuno intermitente, a días alternos o varios días seguidos, siendo la dieta que mimetiza el ayuno la de mayor impacto en la salud general.

Consiste en un plan de cinco días de dieta a base de vegetales orgánicos, grasas saludables, especias y tisanas de muy bajas calorías. Actúa sobre los tres mecanismos que generan enfermedad, mejorando la salud y la inmunidad.

La dieta que mimetiza el ayuno disminuye el peso corporal, en especial la grasa visceral preservando la masa muscular, reduce la presión arterial, los lípidos y la glucemia. Disminuye los marcadores de inflamación, incrementa las defensas, inhibe la expresión de genes relacionados al cáncer y aumenta la generación de células madre favoreciendo la renovación y reprogramación celular.

Este plan ha sido diseñado para personas que aspiren a mejorar su salud, personas con sobrepeso que deseen adelgazar en forma saludable, teniendo especial indicación en pacientes con factores de riesgo cardiovascular, obesidad abdominal, síndrome metabólico, diabetes, enfermedad autoinmune y cáncer.
La ingesta de alimentos ricos en antioxidantes, ácido grasos antiinflamatorios y bajo índice glucémico genera disminución del deseo compulsivo de comer hidratos de carbono, cambio de la flora intestinal con mejora de la función de barrera del intestino, reducción de dolores articulares y mayor energía intelectual y física.

La indicación de un programa de restricción calórica debe ser precedida de una valoración clínica general y realizarse bajo supervisión médica. La dieta que mimetiza el ayuno es un efectivo programa de reducción de peso y un excelente tratamiento anti-envejecimiento.

Dra. Luz Don
Centro de Vida Sana y Nutrición SRL

Comentarios