A Fondo

¿Que será de Fútbol Para Todos?

La Justicia ha recibido un contundente informe de la Auditoría General de la Nación en relación a FPT. ¿Está bien que el Estado -o sea, todos- pague y se haga cargo por el negocio más redondo del mundo?  

Sábado 21 de Marzo de 2015

Martín Macor/ De la Redacción de UNO

mmacor@uno.com.ar

 

¿Está bien que el Estado pague por el negocio más redondo del mundo? Uno de los temas de discusión que se plantean entre los precandidatos a presidente pasan por el destino que tendrá a futuro el Programa Fútbol Para Todos que lleva adelante el gobierno nacional de CFK. Obviamente que el oficialismo lo defiende a capa y espada (ha sido utilizado inteligentemente como mecanismo de propaganda) mientras que todo el arco de la oposición lo critica. Y más aún luego de lo que se diera a conocer en las últimas horas. La Justicia ha recibido un contundente informe de la Auditoría General de la Nación sobre el programa Fútbol Para Todos. Desde el organismo dicen que no lo pueden dar a conocer porque el gobierno nacional retrasa información. La jueza María Servini de Cubría le pidió a ese organismo que le envíe los datos que ya analiza en una causa por irregularidades, mientras se espera que el Gobierno haga su descargo.

A todo esto, en Entre Ríos, y mediante exhorto de la Justicia Federal, al juez Leandro Ríos se le solicitó que reclamara al club Patronato de la Juventud Católica documentación pertinente a los fondos recibidos por el programa en cuestión.

De esta manera, la AGN le facilitó al Juzgado Criminal y Correccional Federal el informe 1210221 referido al programa Fútbol Para Todos, a pesar de que los integrantes del cuerpo de la Auditoría no habían terminado de aprobarlo. En el último oficio enviado por el Juzgado, fechado el 5 de marzo, Servini de Cubría había insistido con la documentación “sin perjuicio de no encontrarse el mismo finalizado”.

La investigación de Servini de Cubría, rotulada Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación y Asociación del Fútbol Argentino s/defraudación contra la administración pública se inició el año pasado luego de una denuncia de la legisladora Graciela Ocaña.

Además de dirigentes del fútbol, en la investigación quedaron imputados los exjefes de Gabinete Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina y el actual jefe de ministros, Aníbal Fernández.

Según la denuncia de Ocaña, los supuestos desmanejos se habrían realizado en el reparto de unos 3.084 millones de pesos destinados al fútbol entre 2009 y 2012.

Hacia fines del año pasado, la jueza impulsó más de 20 allanamientos en las sedes de diversos clubes en la búsqueda de documentación. Entre los detalles más polémicos se dan los siguientes items:

Saneamiento de los clubes: la AFA, si bien cuenta con la instrumentación de control contable y administrativo de los fondos, no exhibe fehacientemente, con números reales, la situación financiera de los clubes para poder evaluar si ha sido cumplida en todo o en parte la finalidad de saneamiento de las entidades, uno de los objetivos iniciales del programa. En el informe se hace mención a una nota que la AFA remitió a los clubes en 2012 en la cual transmite su “profunda preocupación” por las deudas que permanecen impagas por parte de los clubes afiliados. La AGN advirtió que el saneamiento de los clubes “no se cumplió” y que su situación financiera “empeoró a partir de un mayor endeudamiento de los mismos”.

Ejecución presupuestaria: se encontraron diferencias millonarias entre los totales devengados en la ejecución presupuestaria (2.967 millones de pesos) del programa y la sumatoria de las órdenes de pago (2.788 millones de pesos) de acuerdo a la información proporcionada por el Gobierno.

Falta de control: la ausencia de cláusulas o facultades de control en el contrato con la AFA impide al Estado monitorear la ejecución del gasto por parte de esa entidad.

Pagos a proveedores y prestadores: se encontraron numerosas irregularidades y deficiencias. Predominan las contrataciones directas con las mismas empresas: la Corte en la producción de los partidos, VTS en los móviles y Farolito International Entertainment por “servicios de producción técnica integral y servicios de relator y comentarista de primer nivel”.

Con este informe, habrá que ver entonces qué resuelve la Justicia. Por lo pronto, en la vereda de la política las aguas están divididas. El futuro de Fútbol Para Todos dependerá del resultado de la contienda electoral.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario