Secciones
A Fondo

La agria tarea de conseguir definiciones concretas

Solanas ya admitió que está en carrera para las elecciones de 2015. Hay más, y algunos eligen el silencio. Proteger a las familias de las redes narco que se tejen desde los barrios es una misión de la clase política en especial.

Domingo 02 de Noviembre de 2014

Carlos Damonte/ Jefe de Redacción de UNO

cdamonte@uno.com.ar

 

Las redes de narcos que se expanden en los barrios y corroen lo mejor que tiene esta provincia, que es la sociedad familiar; las pseudomafias en el Estado que con hurtos hormiga hacen desaparecer insumos en hospitales; las banditas que roban en jardines de infantes y los entramados de la política que se tejen para traficar con la desesperación de las personas que buscan empleo. Colectivos que no pasan a horario; basurales que contaminan; fiscales que no investigan y jueces que sancionan sin pisar la calle.

Eso y mucho más forma parte de las miserias cotidianas. Son resultantes de lo peor que tenemos. Realidades que enojan. Y los políticos son el término genérico que existe para identificar a culpables. Ellos y los jueces. Decir que solo ellos son responsables es un modo de eximirse de los deberes propios y descansar en que otro haga el trabajo sucio. Sin compromiso social o militancia, poner el cuerpo digamos, difícilmente la comunidad evolucione o se proteja de flagelos que acechan a cada instante.

Desde hoy UNO reeditará una vieja fórmula del periodismo para aportar al debate general: entrevistar a fondo a líderes políticos entrerrianos. Y pedirles respuestas. Se trata de hablar de lo que pocos quieren abordar. De indagar para saber qué piensan los hombres del poder político sobre asuntos sensibles. Conocer en qué lugar se posicionan de cara a la sociedad.

A la búsqueda de respuestas salieron los periodistas Carlos Matteoda, prosecretario de Redacción de UNO, y Antonio Tardelli, reconocido entrevistador de la capital provincial que se sumó a esta iniciativa en calidad de colaborador.

El primero en aceptar el reto fue Julio Solanas. Exintendente de la capital entrerriana y legislador habló con Tardelli en la mañana de ayer. “Lo que la oposición no entiende es que uno está adentro de un proyecto. No se trata de aceptar todo, pero sí de respetar las líneas rectoras de ese proyecto”, sentenció a modo de carta de presentación en la entrevista que hoy se publica en las página 12 y 13. La idea es inquietar al entrevistado. Hacerle tomar compromisos; asunto que florece como muy complejo en estos meses previos a una campaña electoral donde, entre otros cargos, se pondrá en juego el de gobernador. Tan así es el asunto que más de uno de los convocados a la cita eligieron atajos para no enfrentarse al grabador que registre su pensamiento y sus planes para atacar males que demandan soluciones firmes. Solanas admitió que lo seduce la idea de suceder a Urribarri. Cosa que pocos dicen. “Hoy caminamos junto al compañero gobernador, porque todos queremos que llegue a ser presidente. Tengo una relación muy buena con Cristina, con el Pato, pero nada se hace solamente con la bendición”.

—O sea que usted está en carrera.

—Sí, estoy en carrera. Pero no me gusta hablar en primera persona. No me gusta.

Por las páginas de UNO hoy pasó Solanas, hay una lista que completar. Una misión que cumplir en busca de definiciones para saber en qué andan los que sueñan con asumir nuevas responsabilidades desde 2015.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario