Secciones
A Fondo

¿Hacia dónde va el fútbol?

Los clubes grandes de la Argentina se están peleando por controlar los millones que paga la televisión por el fútbol.   Todo indica que el campeonato de 30 equipos se va a realizar, porque es un papelón que se cambie a esta altura.

Miércoles 12 de Noviembre de 2014

Andrés Martino / De la Redacción de UNO
amartino@uno.com.ar

 

 

 

Julio Humberto Grondona falleció no hace mucho tiempo, pero su legado quedó y sigue dando que hablar. Él se fue como titular de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y dejó como último antojo, luego de más de 30 años de mandato, la reestructuración del fútbol argentino donde en Primera División habrá 30 equipos.
Nadie o casi nadie se opuso. Todos obedecieron el capricho del jefe, es más, salieron por todos los medios de comunicación a bancar lo que iba a ser la última idea de Don Julio, un hombre que arrancó allá por 1979 como presidente del órgano rector del fútbol nacional y se fue recién este año cuando la parca quiso. Treinta y cinco años armando y desarmando sin que nadie dijera nada. Como Grondona ahora no está, las voces de los poderosos, que antes eran obsecuentes, se oponen.
Tras la muerte del mandamás el 30 de julio, se confirmó la realización de la nueva competencia que en curso ya tiene, por ejemplo, los 10 ascensos de la B Nacional a la A. Es más, hasta ya hay equipo de Torneo Federal A que lograron el ascenso a la B Nacional, caso Juventud Unida de Gualeguaychú. Hasta aquí todo bárbaro. Pero, en este fútbol siempre algo pasa y pasó.
En la casa del empresario televisivo Marcelo Tinelli, hace unos días atrás, se reunieron el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, junto con Luis Segura, capo de la Asociación del Fútbol Argentino; Rodolfo D’ Onofrio y Daniel Angelici, presidentes de River y Boca respectivamente.
¿Para qué? La idea era proponerle al nuevo presidente de la AFA bajar el torneo de 30 equipos, algo que el jefe sí quería y que si estaba en vida nadie se hubiera animado a realizar semejante planteo y mucho menos el cónclave.
El presidente de la AFA, al ver esta presión, se retiró de la reunión aparentemente algo ofuscado. Lo que no quieren los clubes denominados grandes es repartir la plata que ingresa de Fútbol para Todos entre más equipos. El gobierno nacional aprobó un aumento de 220 millones de pesos en la partida de FPT correspondiente al presente año, que trepa a 1.667 millones y que analiza un refuerzo de 300 millones en el presupuesto de 2015 para asegurar el comienzo del torneo de 30 equipos. El control de ese pozo, de casi 2.000 millones, sería el gran objetivo detrás del cual parecerían haberse agrupado los cinco equipos grandes. Es más, hay instituciones de la ciudad de Buenos Aires que no quieren viajar tantos kilómetros para disputar un partido. El nuevo torneo estaría sumando a clubes de Misiones, Corrientes, San Juan y otras provincias. Mientras en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hay presidentes que tratan de oponerse, los dirigentes del fútbol de ascenso esperan. Hay instituciones que gastaron una fortuna en el armado de los planteles en busca del ansiado ascenso. Sin embargo esperan  ver qué ocurrirá y hasta alguno piensa en parar la actividad en caso de que no se haga el torneo de 30 equipos.  Muchos de ellos pusieron el grito en el cielo, como el caso del presidente de Sarmiento de Junín, un equipo que hoy subiría al círculo privilegiado. “Nadie dijo nada cuando estaba Grondona. Cuando se votó, fue por unanimidad”, destacó.
Está claro que esta es otra chanchada más en el manoseado fútbol argentino. Los dirigentes, una vez más, dejaron en claro quién mandaba en este territorio si de balompié se trata: Grondona. Julio ya no está y ahora estos dirigentes abren la boca para embarrar la cancha.
Como si este panorama fuera escaso, en la última semana hubo 70 tiros y dos muertos en el cruce de barras de San Telmo y Dock Sud, una disputa entre las fracciones de un mismo club (la más reciente fue en Boca Juniors, pero pasa en otras entidades), canchas con poco público y sin visitantes, clubes que no llegan a recaudar lo necesario, malos arbitrajes.
¿Hacia dónde va el fútbol argentino? ¿Habrá coherencia dirigencial alguna vez? ¿La violencia será solo un mal recuerdo? ¿Los hinchas visitantes, los genuinos, volverán a la canchas?
Hoy las respuestas están lejos y los interrogantes crecen cada día más. Todo indica que el campeonato de 30 equipos se va a realizar porque es un papelón que se cambie a esta altura. Igual, pase lo que pase con el certamen, una vez más somos papelón a nivel internacional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario