Secciones
A Fondo

Chica se habría ahorcado por padecer abusos de su padre

La comunidad de la escuela Esparza está indignada, porque desde los organismos oficiales no se hizo nada cuando se denunció el hecho. Hay informes que indican que la adolescente pidió ayuda

Sábado 08 de Noviembre de 2014

Javier Aragón/ De la Redacción de UNO

jaragon@ uno.com.ar

 

Lo primero que vamos a aclarar y decir es que esta nota no tiene intenciones de violentar la actual legislación de medios, como tampoco los derechos consagrados de los menores. Por el contrario, que se aclare debidamente si una adolescente fue víctima de espantosos abusos sexuales. El infierno que habría vivido una menor de 15 años la llevó a ahorcarse con una bufanda días pasados.

UNO puede confirmar que desde la Justicia se inició en la jornada de ayer una profunda investigación para establecer la veracidad de vecinos y docentes que aseguran que una alumna de la escuela Esparza se quitó la vida cansada de los permanentes abusos que le efectuó su padre de sangre.

Lo que sería lamentable, es que todo este penoso episodio al menos se pudo haber evitado el tremendo epílogo, si hubieran intervenido los organismos que aparentemente fueron advertidos y, parece ser miraron para el costado.

A UNO autoridades de la Procuración General le indicaron que la investigación de oficio se profundizó en las últimas horas, luego de que el programa denominado La Justicia va a los Barrios, tomó conocimiento de los dichos de los directivos de la escuela Esparza, como también de vecinos.

La propia integrante del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Susana Medina de Rizzo quedó con los ojos bien grandes al escuchar los datos aportados, pero no pudo creer lo que escuchó cuando se le aseguró que organismos del Estado especializados en abusos y de la propia Justicia nunca intervinieron.

Por ello es que se dispuso que la causa sea reavivada por la intervención directa del fiscal Gervasio Labriola. El funcionario judicial comenzó con la recolección de elementos, en especial buscar dónde se estancaron las denuncias impulsadas por la propia escuela.

¿Qué es lo que se denunció?

El grupo de docentes que visualizó situaciones complejas reclamó que la Justicia y el Copnaf establecieran los dichos de allegados y hasta de la propia víctima que daban cuenta que era sometida sexualmente por el padre.

¿Qué pasó? Según los docentes que contaron a UNO las últimas novedades, nada. Y esto habría sido determinante para que días pasados se localizara sin vida a la niña pendiendo de una bufanda en el interior de su casa.

El problema que también se le hizo notar a la integrante del STJ, es que en la actualidad existirían situaciones similares en ámbito familiar de la menor que fue víctima.

Se les remarcó a los fiscales que estaban presentes, como a los defensores, que el padre sigue en el mismo camino, y lo que es más llamativo, que la propia madre de las criaturas no haría nada para defenderlos, por el contrario, es como que permitiría todas las aberraciones.

La vivienda de clase humilde está compuesta por pequeñas habitaciones, pero por la falta de contención dentro de la propiedad “pasaría de todo”, dijo a UNO con lágrimas la docente que le dio clases a la menor de 15 que fue encontrada sin vida.

Con dolor, los docentes les contaron a los funcionarios judiciales lo que escucharon durante estos años, información que con posterioridad también fue confirmada por algunos trabajadores del establecimiento educativo enclavado en el corazón del barrio Mosconi, en la parte oeste de la capital entrerriana.

 

Un calvario

UNO pudo acceder al informe de sospecha elevado por la escuela a las autoridades judiciales para que actuaran de inmediato. En la nota se observa claramente que se le pide al defensor de Pobres y Menores en turno su rápida intervención: la fecha de la denuncia es el 15 de junio de 2011.

¿Por qué no se hizo nada? Es lo que deberán responder los organismos responsables, y deberá entenderse que más allá de cualquier explicación burocrática, se tendrá que entender que esto se podría haber evitado, y como eso no ocurrió el drama se habría profundizado con hechos similares de maltrato y abusos a otros integrantes de la familia.

En la presentación de la escuela se menciona que la menor pidió que no contaran lo que padecía, por miedo y vergüenza.

Ante esto es que ahora desde la Fiscalía se ordenarán nuevas pericias al cuerpo de la adolescente, ya que en la primaria inspección solo se buscó si se trataba de un suicidio o un homicidio. Ahora habrá que profundizar la posibilidad de la existencia de abusos sexuales.

Otro punto que urge es establecer si el resto de la familia de la víctima se encuentra en peligro, para lo cual se hace más que imprescindible la imperiosa necesidad de una inspección de la vivienda y el traslado de las menores hacia la cámara Gesell, donde los profesionales podrán corroborar o no los dichos de los docentes.

Ayer fue un día de tristeza en la Esparza, habida cuenta de que hasta esa fecha todo seguía igual en la casa de los cuestionados padres.

 

Vandalismo entre los jueces

Una nueva situación de violencia se vivió en el interior de la escuela Esparza.

Mientras estaban presentes en el lugar los funcionarios judiciales dialogando con los vecinos y los docentes, en el exterior, y pese a existir presencia policial a corta, distancia, delincuentes pudieron dañar dos vehículos de maestros que se encontraban dictando clases al alumnado.

El predio donde ocurrió el suceso es en la parte de atrás de la escuela y pertenece al Arzobispado de Paraná.

Para no ser víctimas de nuevos hechos delictivos los docentes decidieron dejar sus vehículos particulares en ese predio aledaño al establecimiento, pero se cree que algunos vecinos que no quieren las mejoras en el barrio, “gomerearon” (arrojaron piedras con gomeras), los autos destruyendo un par de vidrios laterales.

Además, otro vehículo terminó abollado a patadas en las puertas.

Por esta situación, el grupo de docentes de la Esparza había decidido no dictar clases por la inseguridad, pero ayer a la mañana la Policía garantizó el resguardo de los rodados que desde hace dos meses son atacados.

Otro reclamo de la comunidad docente está vinculado con que el colectivo no pasa cerca de la escuela, dejándolos a varias cuadras de distancia.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario