Espectaculos
Jueves 08 de Octubre de 2015

“Yelloween”, la sofisticada noche de Veuve Clicquot en el Palacio Piccaluga

Nicolás Repetto y Florencia Raggi, Inés Estevez y Javier Malosetti, Juana Viale, Nacho Viale, Marcela Tinayre, Andrea Frigerio, Lulú Cahen D´Anvers, Marina y Sofía Achaval, Ivan de Pineda, Rosella Della Giovampaola, Romina Lanaro y Federico Moyano, Ginette Reynal y su hija Mia Flores Pirán, Mónica Antonópulus, Mariana Arias y su hija Paloma Cepeda, Dolores Trull y Alejandro Pueyrredón, entre otros, no se quisieron perder la impactante fiesta de Veuve Clicquot.

Veuve Clicquot, la marca más sofisticada de champagne, sorprendió nuevamente a más de 400 invitados de la société de Buenos Aires con la tercera edición de “Yelloween”, una noche cargada de misterios, intriga y sensualidad, que anticipa los festejos de Halloween que tradicionalmente se realizan a fines de octubre. 
La marca eligió este año el Palacio Piccaluga, un edificio de particular belleza escondido en medio de la ciudad de Buenos Aires, poco conocido, con el objetivo de poner en valor edificios emblemáticos y descubrirlos junto a Veuve Clicquot. El edificio, inaugurado en 1920, fue construido por el arquitecto Domingo Donati. El palacio tiene casi 2000 m² de superficie cubierta distribuidos en 3 amplias plantas. La elegancia de la arquitectura se ve reflejado en la escalera principal de mármol y la gran variedad de vitraux que iluminan con luces de distintos tonos el interior del elegante Palacio.
“Yelloween” es la propia interpretación de Veuve Clicquot del tradicional festejo de Halloween, y con el cual invita a disfrutar de las grandes joyas arquitectónicas de Buenos Aires. En 2013, el Museo de Arte Decorativo fue el lugar elegido para la primera edición de esta fiesta, que ya se instaló en el calendario de fiestas más exclusivas. El año pasado el Palacio Barolo, con sus referencias a La Divina Comedia, obra maestra de Dante Aligheri, fue el lugar elegido para sorprender y agasajar a los invitados.
La puesta en escena de la fiesta de Yelloween 2015 estuvo inspirada en  la  maldición de la ”viuda negra“, leyenda urbana que fue también inspiración de películas de terror de los años ´70. Al parecer, y según los relatos más antiguos sobre este espectro, sería el alma en pena de una dama que practicaba  la alquimia y otras ciencias ocultas. Estuvo casada, pero al ser traicionada por su pareja, enloqueció y su corazón se llenó de pena y rabia. Es así como decide vengarse de los hombres y realiza un pacto con las fuerzas oscuras. Su venganza llegó a niveles insospechados, pues continuó  su macabro plan incluso más allá de su muerte. Las antiguas historias relatan que un espectro femenino,  muy atractivo, aparecía ante los jinetes en la noche obnubilándolos y conduciéndolos  hacia un precipicio en la oscuridad.
Crónica de una noche intrigante
Al llegar los invitados fueron recibidos por hostess que representaban la estética de la ambientación, oscura y terrorífica, y  para ingresar al salón principal pasaban por debajo de una gran araña, que desde la entrada sembraba misterio en los asistentes. En el salón principal, la gran escalera de mármol y las paredes intervenidas con arañas, sumado a la belleza del lugar, sorprendían a los invitados, que desconocían la existencia de este Palacio ubicado en la calle Marcelo T. Alvear al 1500. Los invitados que recorrían el Palacio, también se encontraron con distintos salones temáticos que invocaban el espíritu de la Viuda Negra. Retratos que cobraban vida, un terrorífico laboratorio con una mujer convertida en araña, proyecciones de arañas vivas, flores negras y telas de araña que se pegaban al cuerpo de todos los que caminaban por los pasillos del lugar, fueron algunas experiencias provocadas en los misteriosos salones.
Los primeros en llegar fueron Iván de Pineda y Luz Barrantes. Luego se sumaron Andrea Frigerio y Lucas Bocchino, las hermanas Marina y Sofía Achaval, Julieta Kemble y Justo Saavedra, Nicolás Repetto y Florencia Raggi, Marcela Tinayre, Mónica Antonópulus, Mariana Arias y Paloma Cepeda, Rosella Della Giavampaola, Eduardo Blaquier, Cristiano Rattazzi, Dolores Trull y Alejandro Pueyrredón, Cecilia Zuberbulher junto con sus hijos, Dafne Cejas, Belén Chavanne, Romina Lanaro y Federico Moyano, Amelia Sabán, Ginette Reynal y su hija Mía Flores Pirán, entre otros. 
Los invitados que desfilaron sus mejores looks,  respetando la consigna “DarkChic & Black Tie”, quedaban impactados por el clima generado en este palacio.
“Esta noche quisimos destacar el espíritu misterioso y sofisticado de la marca con Yelloween, un evento cargado de intriga con la historia de la viuda negra. Cuando descrubrimos el Palacio Piccaluga decidimos que sea el escenario para que nuestros invitados se sorprendieran con esta joya arquitectónica, desconocida para la gran mayoría. La propuesta cada año es disfrutar de una noche única en Buenos Aires, junto a Veuve Clicquot.” dijo Fernando Gourian, Director de Comunicación de Moët Hennessy Argentina.
Los dips de Tommy Perlberger de Eat Catering asombraron a los invitados. Para acompañar las burbujas francesas, el chef imaginó originales delikatessen en las que predominaron los colores amarillo y naranja. Sabores y preparaciones frescas fueron los protagonistas, destacando las delicadas notas de Veuve Clicquot Yellow Label.
En el cocktail de recepción los invitados degustaron opciones de crostini de habas, langostino y menta; bocado de salmón y perlas de maracuyá, chips de ñame, babaganoush, brie y apio; ostras frescas con mignonette de yuzu kosho; min pao, huevos rotos, buñelos de centolla,mojo de eneldo, pastelitos de conejo fritos, pulpetini de hinojo, pignoli y panceta, pissaladiere de sardinas ahumadas. Como entrada se ofreció un gravalax de lenguado, aioli de nueces de papa, perlas de salmón y palmitos.
Pasadas las 22 hs. los invitados se sorprendieron con la primera presentación en público en dúo de la pareja de Inés Estévez y Javier Malosetti, con un repertorio de clásicos del jazz. Malosetti, en contrabajo, bajo y voz e Inés en voz fueron acompañados por el pianista Hernán Jacinto. Eligieron 4 temas: “Embreaceable you” y “Cry me a river”, un tema con acento francés en honor a Veuve Clicquot “La vie en rose”, que interpretan en su idioma original y en inglés, y cerraron con “When you smile”, un ineludible de los 70¨reversionado.
Luego, los invitados disfrutaron del plato principal: arroz negro crocante, pulpo, romesco, berro y humita. El postre: blanc manager de almendras, salsas de pistacho y baklava como postre.
De golpe, la música se detuvo y sonaron acordes hard core. El dúo compuesto por la baterista Silvana Colagione y la DJ Puli Demaría, vestida como la viuda negra, dio inicio a un show aéreo en el espacio central del Palacio. De los balcones fueron descendiendo 4 acróbatas, simulando ser arañas viudas negras, y con una coreografía fueron bajando hacia el público. El final del tema dio apertura al dancing y DJ Chule Bernardo, junto con su mujer Puli De María, subieron el volumen.
Nacho Viale y Juanita Viale, Solana Gassiebayle, Sylvita Pereyra Iraola, fueron los grandes protagonistas de la pista y bailaron hasta que el reloj marcó mucho más que la media noche. Los que tampoco quisieron perderse el ritmo marcado por Sarapura fueron Lulu Cahenvers D´ Anvers, Jazmín Chebar, Francisca Macri y Lucas Ayerza, Anushka Elliot, Lucila Vacca Bergara, Nuria Quintela, Ileana González, Roma Renom, Nicola Constantino, entre otros.
Veuve Clicquot sorprendió una vez más a los invitados con una noche de misterio, intriga y sofisticación, en lo que fue uno de los grandes eventos del año. El espíritu de “Yelloween” circula por Buenos Aires y quedará en el recuerdo.
Acerca de Veuve Clicquot:
La casa de champagne fue establecida en 1772 por Philippe Clicquot, y comenzó a prosperar cuando Madame Clicquot tomó el timón en 1805. Por más de 200 años, Veuve Clicquot ha sido inspirador del mundo a "ser Clicquot": la calidad moderna, audaz y de primera. Estos valores, establecidos por  la innovadora y extraordinaria Madame Clicquot  mantenidos por generaciones de bebedores de Clicquot, prometen una experiencia notable con cada sorbo. Hoy en día sigue siendo uno de los champagnes más requeridos del mundo.
Acerca del Palacio Piccaluga:
Palacio Piccaluga se encuentra ubicado en Marcelo T. de Alvear 1560, ubicado en el barrio de la Recoleta, punto emblemático de la ciudad de Buenos Aires. Son casi 3.000 m2 de superficie cubierta, distribuidos en 3 amplias plantas, más un jardín interno, que generan ambientes flexibles y señoriales que se entrelazan con rincones acogedores y cálidos, y que unen la elegancia con la historia.
Inaugurado a comienzos del 1990, el Palacio fue el resultado de una obra del calificado arquitecto ítalo-suizo Domingo Donati (1866-1925), quien llegó a la Argentina luego de estudiar en la Academia de Brea (Milán-Italia). Aquí fue reconocido rápidamente por su enorme capacidad, en los cuales trabajó durante 40 años en numerosos edificios en Buenos Aires y Mar del Plata.
Entre sus obras se destacan el edificio de Marcelo T. de Alvear 1560 (Palacio Piccaluga), la ex Fábrica textil Piccaluga, situada en la intersección de las calles Lanín e Icalma, y el hotel ubicado en Av. Martín García 886, ambos en el barrio de Barracas; la actual sede del Club San Telmo, sita en la calle Perú 1360; la casa de renta con locales en planta baja ubicada en Av. Independencia 401; y el hotel ubicado en la calle Salta 997, que subraya la esquina con la esbeltez de su cúpula.
Una gran variedad de vitraux iluminan con luces de distintos tonos el interior del Palacio. Chimeneas  y columnas de mármol, terminaciones de madera tallada artesanalmente, una imponente escalera principal y la delicada herrería son piezas que definen la elegancia de su arquitectura y la sofisticación del estilo del Palacio Piccaluga.

Comentarios