La Provincia
Domingo 26 de Julio de 2015

Ya se vende caña con ruda en la Feria

La más barata cuesta 35 pesos. La tradición indica que el sábado hay que beber tres tragos en ayunas

En varios puestos de la Feria de Salta y Nogoyá ya se ofrece la tradicional caña con ruda, un brebaje que, según indica la tradición, hay que beber cada 1º de agosto.
La medida son tres tragos en ayunas, para que se cumpla el efecto de ahuyentar las malas ondas y proteger la salud, de acuerdo a las creencias populares arraigadas en torno a esta costumbre.
Las ofertas son variadas. Los precios de las botellas más chicas, de 400 centímetros cúbicos, valen entre 35 y 45 pesos, según la presentación.
Roberto y Ñata, por ejemplo, consiguen botellas especiales y les adosan una etiqueta que ya identifica su marca año tras año y la ofrecen a 45 pesos.

Liliana la ofrece a 40 y en el interior de los envases se puede observar abundante ruda. También tiene recipientes de un litro, que cuestan 80 pesos.
En tanto Carlos, uno de los verduleros del lugar, la vende a un precio módico de 35 pesos. “No se consiguió mucha ruda este año”, comentó, apurando a los clientes a llevarse su botella con anticipación, para no quedarse sin beber los tres tragos el sábado.

Todos coincidieron en que hay que prepararla en Semana Santa, para que las hojas de la planta a la que se le atribuyen diversas propiedades medicinales pueda macerar adecuadamente. Si bien es un preparado cuyo sabor es muy amargo, son numerosos los clientes que aparecen en esta época del año para hacer su compra y cumplir con el rito, cuyo origen se remonta a la mitología incaica y se trasladada a las comunidades del noroeste argentino. Las leyendas cuentan que como en esta fecha se supone que comienza el mes más frío del año, los antiguos pobladores, sobre todo los de las tribus guaraníes, preparaban esta bebida para ingerirla cuando se producían grandes lluvias, que junto al frío provocaba enfermedades que diezmaban a las aldeas, y así disminuían sus males.

Preparado virtuoso para alejar los males
Para preparar la caña con ruda, los vendedores esterilizan primero las botellas y luego ponen a macerar la bebida alcohólica con las hojas de la popular planta. Por costumbre se la bebe el 1º de agosto, siguiendo una tradición proveniente de los pueblos originarios de América latina que se remonta a la actualidad y que, según las creencias, aleja las malas ondas o los malos espíritus, y atrae la buena suerte.
Algunas recetas para elaborarla se transmiten de generación en generación. Pero también hay sitios en Internet donde se consigue alguna fórmula para hacerla en casa.
Por lo general, se usa más la ruda macho, que tiene las hojas más anchas, y además se le atribuyen mayores propiedades, aunque esta condición está muy discutida. También se explica que lo importante a tener en cuenta no es la caña, sino la ruda. “Debe ser macho”, aseguran. Los caracteres populares considerados para efectuar esta clasificación son: el tamaño de la planta, de las hojas y la intensidad de su aroma.
“Se considera ruda macho al arbusto de mayor porte, con hojas más grandes y mayor intensidad en su aroma”, se añade como información. Aunque en Paraná la preparan habitualmente en Semana Santa, hay quienes aseguran que se debe dejar macerar la ruda dentro de una botella de caña por un mes, y que con prepararla el 1º de julio se consigue obtener las propiedades que se le atribuyen, y se la puede guardar por un año. Cómo tomarla también es un tema de debate y hay varias versiones: “Hay quienes aseguran que basta beber tres cucharaditas en ayunas, o tres pequeños sorbos; o siete pequeños sorbos, o un buen vasito para degustar con paciencia, o unas copitas sabiamente distribuidas a lo largo del día, que deben engullirse de un puro saque”.
Efectos que se le atribuyen
Según la creencia popular, la caña con ruda sirve para “espantar los males del invierno” y para preparar el cuerpo “a los ardores del verano”.
Se cree que el alcohol calienta el cuerpo y contribuiría a evitar estados gripales y otras enfermedades estacionales. Por otra parte, la tradición indica que ahuyenta las malas ondas.

 

Comentarios