Policiales
Jueves 18 de Febrero de 2016

Ya hay más muertos en choques que en enero y febrero del año pasado

Rutas trágicas. Ayer fallecieron cuatro personas en un choque frontal en la ruta 18, y una   joven en moto fue atropellada por un camión en la autovía 14. Van 34 víctimas por siniestros viales

El 2016 comenzó de la peor manera en materia de seguridad vial: en un mes y medio, los siniestros fatales, en su mayoría en rutas, se cobraron más vidas que en todo enero y febrero del año pasado. Ayer, una joven en moto fue arrollada por un camión en la autovía nacional 14, y otras cuatro personas (entre ellas dos niños), fallecieron en un choque frontal en la ruta 18. A los malos estados de las vías, y en el caso de ayer las condiciones climáticas adversas, se les suman maniobras imprudentes.

La primera tragedia, ocurrida en los últimos minutos del martes, sucedió en la ruta 14, a la altura de la localidad de San José, Departamento Colón. A la altura del kilómetro 153,5, por causas que se trataban de determinar, colisionaron una moto Honda Biz 110 y un camión Mercedes Benz con acoplado.

El vehículo de mayor porte era  conducido por Adrián Federico Perrón, de 26 años, oriundo de Villa Elisa, que transitaba en el mismo sentido que la moto, guiada por Alan Jorge Ramos, de 32 años, quien iba acompañado por Romina Soledad Galarraga de 27, con domicilio en San José. 

El camión de la empresa de transporte Elisero embistió de atrás a la moto, y como consecuencia falleció la mujer tras impactar su cabeza contra el asfalto. El conductor de la misma resultó con lesiones de consideración, por lo que debió ser hospitalizado. 

Por disposición del fiscal en turno, el chofer del camión quedó detenido en la Jefatura de Policía de Colón, y sería imputado por el delito de homicidio culposo.

Agua en la ruta y choque frontal

Alrededor de las 11.30 de ayer, un policía que prestaba servicios en la Jefatura Departamental Villaguay viajaba hacia Paraná por la ruta nacional 18, en un auto Ford Ka. En tanto que en un Nissan Tiida, iba por la misma ruta una familia cordobesa con cinco integrantes. En el kilómetro 51 de la arteria que alguna vez será autovía, a la altura de la localidad de Viale, Departamento Paraná, ambos vehículos colisionaron frontalmente, en momentos que llovía intensamente en la zona.

El panorama dantesco que había quedado en el lugar evidenció la magnitud de la tragedia: cuatro muertos. Tres de ellos iban en el Nissan: la mujer que iba de acompañante, identificada como María Elena Brizuela, de 41 años, y dos niños de 5 y 12 años, en tanto que un adolescente de 16 y el conductor, Diego Fernando Drudi, de 41, resultaron heridos. A su vez, murió en el acto el policía Jorge Carlos Raúl Araya, de 38 años, conductor del Ka.

Al parecer, según las primeras observaciones realizadas en el lugar del hecho, habría sido el Ford Ka el que invadió el carril contrario, aunque no en una maniobra de sobrepaso a otro vehículo, sino por haber perdido el control su conductor, por lo que se desvió levemente hacia su izquierda, lo que originó el impacto frontal. El lugar de impacto del Nissan fue todo el frente, mientras que el del Ka fue en la parte frontal lateral derecha, lo que hace presumir que fue el Ford el que se desvió. Las causas de esto podría haber sido un espejo de agua que había unos 30 metros antes del lugar de impacto, por lo cual se sospecha que el vehículo podría haber realizado un hidroplaneo. Esto evidencia las malas condiciones de la ruta nacional 18, cuya obra de convertirse en autovía es aún una lejana promesa.

En el lugar trabajaron efectivos policiales de la comisaría de Viale y bomberos que debieron rescatar a los sobrevivientes de la familia cordobesa que quedaron atrapados entre los hierros del auto. A su vez, el personal de la División Accidentología Vial de la Dirección Criminalística realizó las pericias bajo la lluvia, que arrojarán mayores certezas sobre las causas de la fatalidad.

Rutas de la muerte

En 48 días transcurridos en 2016, en Entre Ríos murieron 34 personas por hechos de tránsito, según las estadísticas de UNO. Al 17 de febrero del año pasado, los fallecidos por esta causa eran 26, y al término de los dos primeros meses eran 29. Se llegó a 35 víctimas fatales el 7 de marzo, es decir en los primeros 66 días de 2015.

El dato sobresaliente de la cifra negra actual, es que la gran mayoría de las víctimas encontraron la muerte en las rutas. De los 34 fallecidos, cinco fueron por siniestros ocurridos en ciudades o caminos vecinales, y 30 en rutas. La vía en la que sucedieron más tragedias fue la 14, con 12 muertos. Vale aclarar que fueron 24 los hechos fatales, es decir que hubo varios siniestros con múltiples víctimas, como el caso del colectivo que despistó y volcó en la autovía 14, donde fallecieron cinco personas, el despiste ocurrido en enero en la ruta provincial 39 con tres muertos, o el de ayer en la 18.

Comentarios