Pais
Jueves 10 de Diciembre de 2015

"Ya está Mauricio, basta de baile"

El presidente Mauricio Macri hacía su ya célebre pasito por el balcón de la Casa Rosada, cuando se observó a través de las cámaras de televisión que su mujer le pedía un poco de cordura, ya que había que continuar con el protocolo de recepción de los presidentes extranjeros que asistieron a la asunción y la jura de los ministros.
Macri no pudo con su genio y empezó a realizar su tradicional pasito ante la ovación de la gente que se congregó para recibirlo y ante la mirada de su mujer Juliana Awada, quien primero celebró la ocurrencia de su marido pero luego sintió la necesidad de ubicarlo con suaves maneras para que continuara con los compromisos previstos.

Comentarios