Espectaculos
Jueves 02 de Junio de 2016

Willy Crook, un músico sin tranquera ni etiqueta

UNO dialogó con el exintegrante de Los Redonditos de Ricota y Los Abuelos de la Nada, en vistas a su show de mañana junto a The Puelches, su más reciente proyecto musical con el que recorre el país desde 2012

Luciana Actis / De la Redacción de UNO
lactis@uno.com.ar 


Eduardo Guillermo Pantano Crook, más conocido como Willy Crook, llegará a Paraná para presentarse mañana junto a su trío, The Puelches, conformado por Gustavo Giannini en bajo y Julián Cabaza en batería. La cita será a partir de las 22, en Ortiz (Costanera y Acuerdo de San Nicolás)

Con nueve discos editados como solista, Willy Crook es, sin duda, el mayor exponente de la música funk y soul de la Argentina. Colaboró con artistas nacionales –como Charly García, Los Fabulosos Cadillacs, Sumo, Los Gardelitos, Andrés Calamaro– e internacionales como Rita Marley, Gotan Project, y Echo & The Bunnymen. 

Integrante en el pasado de bandas como Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Los Abuelos de la nada y Lions in Love,  luego de algunos años Willy decide regresar a la capital entrerriana con una de sus formaciones, en esta ocasión The Puelches: un combo de prestigiosos músicos que tocan temas de los discos de Crook más algunos standards de Jazz, clásicos del Funk, Soul y R&B. Escenario dialogó con este indiscutible referente del rock, quien desplegó su conocimiento de la música y su humor lleno de sarcasmo.

—¿Te acordás de la última vez que estuviste en Paraná? ¿Qué recuerdos tenés de la ciudad?
—Tengo muy buenos recuerdos de Paraná, sobre todo me acuerdo del museo del cangrejo rojo, lo cual deschava mi condición vintage. Y recuerdo haberme quedado un tiempito en el barrio de los pescadores (por Puerto Sánchez), con sus casas en ángulo osado hacia el río. Así que es un gustazo volver acompañado de mis compadres (Gustavo) Giannini y (Julián) Cabaza, que no son los Funky Torinos oficiales, pero son campeones del tiro al funk, son épicos funkistas.

—¿Cómo han sido las giras con ellos dos?
—La unión con ellos surgió de haber pasado por su pueblo, General Roca. Decidí juntar gente talentosa como ellos, a los que les gustan mis temas, y hacer una banda, hacer música de esa que pasa por mis manos, precisamente. E iremos a Paraná a ver qué sale, a ver de qué se trata lo que hacemos. Mi curiosidad es la misma que la suya.

—Pero estarán haciendo un repertorio que se acerca al funk, ¿es así?
—Exactamente, estaremos faltándole el respeto a géneros nobles como el funk y el jazz, con la habitual promiscuidad musical que me caracteriza y demostrando que el rock no puede ser nacional, porque no tiene fronteras ni tranqueras.

—¿Notás diferencias entre el ambiente del rock y del funk?
—Te voy a decir algo muy profundo: la diferencia es la misma. Creo que son primos hermanos y hay una confianza peligrosísima entre primos, todo el rythm and blues viene de una misma raíz, no hay mucho misterio, es una música que vino a cambiar el mundo, los padres pudieron taparles los ojos a sus hijas, pero no los oídos. Y así fue como esta música se reprodujo, no querían que le vieran la pelvis a Elvis, pero no pudieron evitar que lo escuchen, y eso precipitó los acontecimientos.

—En este momento, ¿cuál es la música que más escuchás?
—La que me diga mi novia, es un género nuevo (risas).

—Supongo que nada de Britney Spears.
—No, para nada. Música. Sinceramente, escucho los clásicos de costumbre. Puedo poner un Back in black de AC/DC y dejarlo varias horas sonando; y ahora que ando por Córdoba, escucho al rey del cuarteto, James La Mona Brown Giménez, como verás mi gusto es muy amplio. Pero en serio, mi novia tiene 20 años y escucha todo lo que pasa en el mundo, desde Frank Zappa y Brian Eno hasta música electrónica, y me parece un muy buen termómetro para medir lo que pasa.

—Hablando de música electrónica, ¿estarías dispuesto a incluirla en lo que vos hacés?
—Por supuesto, me parece un instrumento tan válido como la guitarra. Es más, parte de lo que vamos a tocar el viernes en Paraná es material de un EP que estoy por sacar y tiene soportes electrónicos. Creo que si sos un queso no te salvás ni en la música electrónica ni tocando la criolla con el Che Guevara. Ahora veremos si tengo onda o no.

—Por último, ¿tenés algún otro proyecto en mente con Puelches?
—Sobre todo, no perder el colectivo a Paraná. Ese es mi proyecto más ambicioso.
 

Comentarios