Espectaculos
Lunes 03 de Agosto de 2015

Wanda Nara acusó a Maxi de secuestrar a sus hijos: "los tiene incomunicados"

"Se los llevó de vacaciones y me los tendría que haber devuelto hace tres días. Los tiene incomunicados y encerrados en un hotel. Estoy desesperada”, reveló la modelo.

Según el relato de la botinera, el delantero del Torino se llevó el 25 de julio a Valentino, Constantino y Benedicto de vacaciones a Châtillon, un pequeño pueblo del Norte de Italia ubicado a 900 kilómetros de Milán, ciudad en la que Nara vive junto a sus hijos y su marido, Mauro Icardi.
"Me dijo que iba a estar de vacaciones, pero no fue cierto. A los pocos días me enteré que él estaba concentrado en un hotel y que los nenes estaban en otro. No los hospedó en el lugar en el que me dijo que iban a estar”, denunció la rubia, y agregó: "Dio la orden en el hotel que los nenes no pueden hablar conmigo, ni recibir llamadas. ¡Hasta les desconectó los teléfonos de la habitación! Es gravísimo lo que hace”.
Wanda dio con el paradero de sus hijos gracias a un amigo que, por solidaridad, le acercó el dato. "Está inclumpiendo el régimen que fijamos, porque él tiene que garantizar al menos tres llamadas por día. Con una sola me conformo, porque estoy desesperada. Quiero constatar cómo están mis hijos, en especial el más chiquito que está enfermo. Acá ya tiene cinco denuncias penales gravísimas”, aclaró.
Luego de dar con el paradero de sus hijos, la rubia pudo comunicarse con el mayor. "Me atendió y me habló rápido, porque tenía miedo de que le cortaran la comunicación. Me dijo: ‘¿Por qué no me llamás mamá? Hace siete días que quiero hablar con vos. Papá me dijo que no íbamos a hablar nunca más’. Estas situaciones son muy traumáticas para los chicos, están incomunicados, descompuestos”, denunció.
Días después, Valentino retomó la comunicación, pero con Icardi. "El único teléfono que sabe de memoria es el de Mauro y lo llamó, pero él estaba en Turquía concentrando y sólo vio la llamada perdida. Es tremendo todo esto”.
Luego de la comunicación, Wanda llevó las grabaciones a la Justicia para acelerar el encuentro. "Está tardando un poco porque la Justicia es lenta en todos lados y, además, acá tienen que hacer la traducción de la llamada porque yo hablo en español con mis hijos”, explicó, y anticipó: "Estoy esperando que la Justicia italiana de la orden de restitución. Iremos con los abogados y la Policía. Tenemos que hacerles un chequeo médico”. 

Comentarios