La Provincia
Martes 16 de Junio de 2015

Volantearon en busca de posibles testigos del secuestro de Gómez y Basualdo

Familiares de los jóvenes desaparecidos el 16 de junio 1994 y militantes de derechos humanos estuvieron este martes en Salta y Victoria, donde fueron vistos por última vez. 

Este martes por la tarde, familiares de Héctor Gómez y Martín Basualdo, acompañados de militantes de derechos humanos, realizaron una actividad en la zona de Salta y Victoria, en Paraná al cumplirse 21 años de la desaparición de ambos jóvenes, el 16 de junio de 1994. La actividad consistió en repartir volantes entre el vecindario, ya que allí los muchachos fueron vistos por última vez antes de ser presuntamente secuestrados por miembros de la Policía de Entre Ríos. 
Aquel día Basualdo y Gómez habían pasado por las oficinas del Iosper y luego se dirigieron hasta la esquina de Victoria y Salta, para pedir trabajo en un lavadero que se había instalado recientemente. Desde entonces no se supo más de su paradero.
La investigación fue recientemente reabierta por un dato aportado a un periodista por un expolicía, acerca de la presunta vinculación de la fuerza de seguridad en la desaparición forzada; aunque luego el informante se desdijo ante la Justicia.
Isabel Vergara de Basualdo, madre de Martín; un familiar de Héctor; el subsecretario de Derechos Humanos de Entre Ríos, Julián Froidevaux; militantes de la agrupación H.I.J.O.S. y demás allegados repartieron volantes explicativos de la causa en la zona cercana a aquel lavadero, en búsqueda de posibles testigos del secuestro.

“Hace 21 años que vengo en esta lucha, por saber que pasó con mi hijo Martín y Héctor Gómez. Tanto ir y venir, golpear puertas, nunca obtuve una respuesta de donde estarían los chicos”, dijo a UNO Isabel Basualdo.
Sobre las últimas novedades, expresó: “Abrigo una leve esperanza con esto que ha salido ahora, aunque el señor dice que tiene amnesia. Dios quiera que él se anime a hablar y diga donde están los cuerpos de los chicos. Es lo único que a mi me interesa”.
La causa se reactivó tras la entrevista realizada en Canal Once a un policía retirado, Miguel Villaverde, quien aseguró haber escuchado de boca de altos funcionarios policiales lo sucedido con Gómez y Basualdo. Ese testimonio hizo que el procurador General de la provincia, Jorge García, reabriera la investigación; aunque Villaverde optó por el silencio y negó haber hecho la nota. 

Comentarios