Policiales
Miércoles 10 de Junio de 2015

Violento asalto en Paraná: le desfiguraron la cara a la empleada de un comercio

Un boxeador y una mujer robaron en un local de ropa de calle Almirante Brown –a una cuadra de la comisaría cuarta– y golpearon salvajemente a la vendedora. Detuvieron a la supuesta autora.

Una mujer de 42 años, empleada de una tienda de ropa de Paraná, sufrió un cruel ataque durante un asalto que protagonizaron un hombre y una mujer. La víctima resultó con serias lesiones en el rostro, principalmente en los ojos, y debió ser asistida de urgencia. 
La Policía detuvo ya a una mujer que sería quien participó del robo y ataque. La detención fue tras un allanamiento realizado en una vivienda de calle Don Bosco donde encontraron elementos que serían los sustraidos del comercio. El hombre, en tanto, sería un boxeador que ya estaría individualizado y se especulaba con que se entregaría a la Justicia durante la tarde de este miércoles. 
Rosana Ramírez, la propietaria del local ubicado en Almirante Brown y Brasil, a una cuadra de la comisaría cuarta, contó a UNO que el asalto ocurrió el martes minutos antes de las 18, cuando se encontraba allí sola la empleada. La pareja de asaltantes ingresó con intenciones de realizar una compra; se probaron ropa hasta que en un momento dado el hombre cerró la persiana y empezó a golpear a la vendedora. 
“Primero le dio un culatazo con un arma en la frente, le cortó y le tuvieron que dar tres puntos de sutura. Después le pegó en la cara y también la asfixió con una correa que habían traído”, relató. 
Ramírez precisó que cuando la empleada estaba en el piso, el atacante le seguía pegando, principalmente en los ojos, a tal punto que “quedó desfigurada por los golpes”. También le ataron las manos con la misma correa con que la habían intentado ahorcar. Antes de irse cortaron el cable de la alarma para que no sonara. 
Se robaron gran cantidad de ropa que metieron dentro de un bolso, dinero de la caja y la cartera y el celular de la víctima, quien al rato pudo liberarse de las ataduras y salir a la calle, ensangrentada y desesperada, en busca de ayuda. Fue internada y a la noche del martes le dieron el alta. 
Este miércoles la vendedora declaró en Fiscalía y fue detenida la supuesta autora. En una casa de calle Don Bosco, donde la arrestaron, había elementos que serían los sustraídos.

Comentarios