La Provincia
Miércoles 09 de Marzo de 2016

Violencia, golpes y abandono en la escuela Manuel Belgrano

En la institución de Artigas y Santos Domínguez la madre de dos alumnos le pegó a la rectora en una situación conflictiva que lleva un año

La escuela Secundaria Nº 37 Manuel Belgrano –exescuela de Comercio Nº 2– vivió el lunes un hecho de violencia frente a una situación conflictiva que arrastran en la institución desde hace más de un año. Directivos contaron que la madre de dos alumnos ingresó al establecimiento y comenzó a gritar y a dar patadas en las puertas. Así exigió un lugar, un banco para sus hijos. El hecho terminó con una piña en la cara de la rectora Alejandra Pérez y la intervención policial. 

La vicerrectora de la escuela ubicada en Artigas y Santos Domínguez de Paraná es Stella Maris Locaso, quien contó a UNO que la mamá ya tenía problemas con la institución desde hace por lo menos un año y que hay un expediente que habían presentado al Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) y a otros organismos.

“Los chicos, los hijos de esta señora, han mostrado todo tipo de situaciones en el aula como golpear a otro compañero, tirarle sus cosas y entonces cada vez que llamamos a la mamá para que revierta esta situación, ellos experimentaban cierto malestar, nos decían ‘a mi mamá no la llamen’, se ponían a llorar mucho. Es un tema que se trabajó con la tutoría de la escuela, con el grupo docente, con el asesor pedagógico y el personal”, explicó Locaso.

Contó que la situación fue siempre difícil y que buscaron que la mamá de estos chicos reconociera que tenían un problema. 

El hecho llevó a que un consejo institucional trate la problemática específica y convocaron a la mujer en octubre del año pasado. “Ahí mismo ya amenazó a la rectora de la escuela de que la iba a golpear. Hubo que hacer una exposición en la comisaría y lo llevamos a otras instancias”.

En principio, y según lo que explicó la vicerrectora, los dos chicos no fueron a rendir en diciembre las materias que adeudaban y tampoco en febrero por lo que repitieron de año. “Y el lunes, recién apareció la mamá a pedir un banco para ellos”, dijo. 

Al parecer, la rectora estaba por salir a una reunión, pero no pudo porque la mujer le cerró la puerta, luego golpeó otras, pegó patadas, toda una situación de violencia frente a docentes, padres y otros alumnos que terminó con un golpe de puño en el rostro de Pérez y la intervención de la Policía. “Se hicieron las denuncias  y una presentación en el juzgado para que la señora no entre a la escuela”, señaló Locaso y dijo que de aquellas solicitudes que hicieron el año pasado al Copnaf, nunca obtuvieron  respuestas. “Hay todo un expediente grande de lo que se ha trabajado porque no es de ahora, es un problema que tiene como un año y medio”, agregó. La madre de los alumnos fue a pedir para que los chicos pudieran continuar en la institución y la respuesta que encontró fue negativa, que no había bancos pero, según los directivos, arrastran un conflicto que ya lleva su tiempo. “Es cierto, estamos sin bancos ni sillas y nos cansamos de pedir. Desde el año pasado enviamos notas y este, desde el primer día, hicimos las solicitudes y no los recibimos”, explicó Locaso que contó sobre los inconvenientes para que cada estudiante se pueda ubicar en el aula y resta por conocer  qué institución se hará cargo de los jóvenes.

Cada estudiante, a su escuela  

Desde el Consejo General de Educación explicaron a UNO que cada alumno es de la escuela a la que pertenece y los padres no tienen por qué mandarlos a otra, ni siquiera si el estudiante repite; asimismo señalaron que las instituciones educativas no pueden invitar a los padres a que saquen a los chicos  de la escuela. 

Por otro lado dijeron que bancos hay, pero que la mayoría busca de mañana y ahí es más difícil conseguir. 

Comentarios