Inflación
Martes 01 de Noviembre de 2016

Vino: crece el consumo de alta gama, mientras cae la venta de los más baratos

La demanda de la ‘bebida nacional’ argentina cae 7,3% hasta septiembre. Varias bodegas lanzaron etiquetas de más de 300 pesos este año.

El vino no vive su mejor año: la venta al mercado interno cayó un 7,3% hasta septiembre, según el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), por la fuerte inflación local, que generó una pérdida del poder adquisitivo a gran parte de la población.

Lo llamativo es que, los de alta gama, siguen en alza y ganando adeptos, ya que sus consumidores no perdieron poder de compra, sino todo lo contrario. Según datos de la consultora Nielsen, la venta en supermercados de vinos de bajo precio (promedio de 35 pesos) caen un 5%, mientras que los llamados premium ( 71 pesos), que en realidad hoy ya son más de "precio medio", crecen 13% y los superpremium ( 117 pesos), un 21%.

Otras categorías relevadas, como Ultra Premium ( 209 pesos) y Uber (518 pesos), no suelen venderse tanto en supermercados, sino en vinotecas, canal no registrado. Pero los lanzamientos del último año de varias bodegas, enfocadas en vinos de más de 300 pesos, y la vigencia de ferias como la de Vinos de Lujo, que mañana inicia su 15º edición en el Hotel Alvear, dan cuenta de que son segmentos de alto crecimiento, si bien desde una base pequeña, ya que se trata de partidas limitadas.

"La clase alta y la media alta no perdieron poder adquisitivo y sigue comprando vinos de alta gama. Hay varios perfiles de consumidores para esos productos. Están los que los compran para pertenecer; hacen fiestas en sus casas y compran una marca reconocida como premium; es un consumo aspiracional, por esnobismo. También hay jóvenes empresarios o ejecutivos, de menos de 40 años, que consumen mucho, se animan a etiquetas premium más allá de las tradicionales y a nuevos tipos de vinificación", comentó Norberto Díaz, director de la XV Feria de Vinos de Lujo que se desarrolla hasta el viernes.

Esperan 4.000 personas en los cuatro días para degustar estos preciados exponentes, a un costo de 1.000 pesos la entrada. También habrá una cena de lujo el jueves para 200 personas, en el Salón Versalles del Alvear, con un menú de 5 Pasos y dos vinos por paso, a cargo del chef de La Bourgogne, Jean Paul Bondoux, a un "módico" costo de 4.000 pesos el cubierto.

La tendencia de mayor consumo de vinos de alto precio fue impulsada en los últimos años por las bodegas, que se focalizaron en exportar vinos de mayor gama, ante la pérdida de rentabilidad de los segmentos más bajos, al no poder ajustar los valores en mercados externos al ritmo de la inflación.

Sólo en el último año "se lanzaron más de 15 etiquetas de más de 300 pesos, de partidas chicas", precisó Díaz. Lo hicieron tanto bodegas enfocadas en alta gama como otras más masivas.

Fuente: El Cronista.

Comentarios