Pais
Miércoles 04 de Mayo de 2016

Vinculan al dueño de frigorífico Soychú con mortal fiesta electrónica

Aparece vinculado a la comercialización de bebidas energizantes y agua en la fiesta electrónica del pasado 16 de abril en Costa Salguero, donde murieron cinco personas. Un fiscal pidió su detención y la de otros empresarios.  

Un empresario con intereses en Entre Ríos aparece ligado a los organizadores de la fiesta Time Warp, que se realizó en Costa Salguero, Buenos Aires, el pasado 16 de abril y que fue noticia nacional por la muerte de cinco jóvenes que consumieron éxtasis. Se trata de Walter Santángelo, empresario del frigorífico avícola Soychú, de Gualeguay. El empresario, oriundo de Buenos Aires, habría estado a cargo de la provisión de las bebidas energizantes Speed y del agua Block en la trágica fiesta.

Este martes se conoció que el fiscal Federico Delgado pidió al juez Sebastián Casanello la detención del abogado Víctor Stinfale (que se presentó en Comodoro Py y quedó detenido) y de Walter Santángelo acusados de comercializar el agua y energizantes en la fiesta de música electrónica.

Informes periodísticos del diario Perfil y La Nación señalan que la Justicia investiga a los implicados en el negocio de este tipo de fiestas. En el primero de los medios destacan que la productora Dell organizó la Time Warp, y que el abogado Víctor Stinfale (a quien se lo relaciona con la empresa de bebidas energizante Speed Unlimited) sería el verdadero organizador, a la vez que vinculan a éste con una empresa de Víctor Santángelo.

Del mismo modo, una nota del diario La Nación titulada "La cara detrás del armado de la Time Warp" también indica que si bien son solo dos los empresarios que están señalados como responsables de la Time Warp, (Leonardo "Pollo" Conci, titular de Dell, y Martín Gontad, el rey de la electrónica) la cara detrás de la fiesta sería Stinfale, y da cuenta de un entramado de empresas involucradas.

Según la misma nota, Conci trabajó para Speed Unlimited (Energy Group SRL), vinculada a Stinfale y que desde allí creó contactos con el director de Soychú, Santangelo. "El "Pollo" Conci, 'un tipo muy laburador de Ramos Mejía', hacía tiempo que se había ganado la confianza de su jefe y la del accionista mayoritario de la empresa: Walter Santángelo, empresario poderoso además en el rubro avícola, con el frigorífico Soychú", escribe la periodista Loreley Gaffoglio.

Ese cuadro es el que describió el fiscal Delgado a la hora de pedir la detención de los empresarios. Y es que el fiscal plantea que los organizadores de la fiesta en Costa Salguero "crearon las condiciones" para que se compren y se vendan drogas libremente y que contaron con la "complicidad" de la Prefectura y del Gobierno porteño por "la falta de controles".

Además apunta que Dell Producciones, propiedad de Adrián Conci, uno de los detenidos, que figuraba en los papeles como el organizador de la fiesta, pero que "en verdad actuó junto a otras personas físicas y jurídicas".




Delgado apunta contra Martín Gontad, uno de los "reyes" de las fiestas electrónicas, y asegura que tuvo un rol decisivo, al igual que Víctor Stinfale y Walter Santángelo.

Comentarios