Pais
Martes 27 de Septiembre de 2016

Villa Allende: encontró una fiesta clandestina en su casa y murió de un infarto

Tenía 52 años; cuando arribó a su domicilio había 600 chicos menores de 17 años, muchos de ellos alcoholizados; la convocatoria fue por redes sociales

Con un escándalo y la muerte del dueño de la casa terminó una fiesta clandestina convocada por las redes sociales en Villa Allende, a 20 kilómetros de esta capital. El hombre, de 52 años, tuvo un infarto después de discutir con uno de los 600 adolescentes que estaban en el lugar, muchos alcoholizados.
J.C.G -por ahora la familia no quiere difundir la identidad- llegó a su casa y se encontró con una fiesta que no esperaba. Su hija, de 17 años, le había pedido permiso para juntarse con unos amigos; en cambio había centenares de chicos de entre 13 y 17 años que habían pagado 10 pesos para entrar y tenían que llevar alcohol.

El hecho se produjo en la madrugada del domingo y recién trascendió ahora con un informe de Canal 12. Los vecinos de la casa, ubicada en el Villa Allende Golf Club aseguran que se alertaron cuando vieron la calle inundada y los gritos de los jóvenes.
La invitación se hizo vía Whatsapp y la condición era tener menos de 17 años. Seguridad Ciudadana de Villa Allende recibió un pedido telefónico de ambulancia a las 2:30 del domingo; cuando llegaron los médicos intentaron reanimar al hombre y no lo lograron.

El jefe del área, Daniel Aguirre, describió que la "multitud" de jóvenes dificultaba el ingreso. J.C.G se habría desmayado en el living después de discutir con un chico.
El intendente de Villa Allende es el golfista Eduardo "Gato" Romero, elegido por Cambiemos el año pasado. Desde la Municipalidad señalaron que se enteraron de la fiesta cuando fue el llamado a Emergencias, ya que era una convocatoria clandestina vía redes.

Prohibición

Casi en paralelo a este episodio, el Concejo Deliberante de Mendiolaza -también a 28 kilómetros de esta capital en el departamento Colón- sancionó una ordenanza que multa a los organizadores de las fiestas clandestinas convocadas por redes y a los dueños de las casas que las presten o alquilen.

Las multas previstas son de entre 50.000 y 100.000 pesos y se prevé clausurar la reunión. Es la primera legislación en Córdoba de este tipo, donde las fiestas de esta formato son frecuentes en distintos puntos del interior.


Fuentes: La Nación

Comentarios