Pais
Lunes 01 de Febrero de 2016

Video: así fue la represión de Gendarmería a los murgueros

Ocurrió en la Villa 1-11-14. Fueron heridos con balas de goma y plomo 16 integrantes de una murga barrial, entre ellos 7 niños. 

El viernes 29 cerca de las 21, en la calle Bonorino entre Riestra y Ana María Janner, cientos de vecinos participaban del ensayo de la murga "Los Auténticos Reyes del Ritmo" cuando laGendarmería irrumpió para improvisar un operativo que tenía como objeto secuestrar dos autos robados. Los efectivos se impusieron ante los murguistas chocando con el móvil vehicular a dos niños, comenzaron a disparar contra la multitud balas de goma y al aire balas de plomo.

Gustavo “Marola” González, director de la Murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo", contó a La Garganta Poderosa como ocurrieron los hechos: "Pasadas las nueve de la noche, estábamos con los pibes y las pibas de la murga ensayando sobre la calle Bonorino, en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores, cuando vimos que venía hacia nosotros un patrullero de Gendarmería, por la calle Charrúa. Al llegar hasta donde estábamos, les pedimos por favor que esperara un ratito y, luego, si podía salir hacia atrás, porque no se podía pasar por ahí, ya que había muchos chicos y chicas bailando. Pero no alcanzó con decirles por favor… Avanzaron, sin importarles que hubiera menores. Y así fue como lastimaron a los dos primeros nenes, rozándolos con el coche, mientras pasaban de prepo por el medio.  Al ver esta reacción de los oficiales, les dije a los chicos de la murga que rápidamente le abrieran paso al patrullero y al camión que lo seguía, pero en cuanto terminaron de pasar, apareció un gendarme desde atrás del camión, conocido en el barrio como “El Polaco”, para increparnos directamente: “¿Acá son todos guapos?”... A eso, yo mismo le respondí otra vez que había muchas criaturas, que no hiciera nada, pero no terminé de decirlo, cuando ya me había empujado. Y sin esperar que cayera al piso, empezó a tirar con su escopeta, tal como pueden ver en la foto, donde me levantan la remera".


El director agregó que su hijo se puso delante de él para defenderlo "y le dieron en la pierna, apenas arriba del tobillo, arrancándole la carne con una bala de plomo, sí, una bala de plomo que seguro era para mí. Ahora, ahí tiene un pozo y le pueden ver el hueso". Al respecto, indicó: "A mí, me llenaron de balas de goma por todos lados, porque me tiraron sin asco. Por eso, en cuanto pude, me levanté y salí a correr para cubrirme, pero entonces ya no había un solo gendarme, sino muchos, que comenzaron a reprimir sin piedad. Así, tal cual, tirándoles a todos como si estuvieran locos, sin importarles que hubiera chicos por doquier. Fue un desastre, un desastre total. Tiraron a mansalva".

El saldo de este accionar de las fuerzas de seguridad fue de ocho personas gravemente heridas, de los cuales cinco de ellas son menores y 2 se encuentran internadas con múltiples lesiones.

 

Comentarios