La Provincia
Domingo 18 de Septiembre de 2016

Viale: cayó preso un funcionario del intendente Uriel Brupbacher

Detuvieron al capataz municipal, Ángel Salcedo. Ya había sido noticia por un supuesto acoso sexual

El intendente de Viale, Uriel Brupbacher, se vio obligado ayer a echar al titular del corralón municipal, Ángel Salcedo, luego de que la Policía de Entre Ríos realizara un allanamiento en su vivienda y secuestrara -ayer - una importante cantidad de armas y municiones en situación irregular.

Los principales funcionarios de la administración de Cambiemos pasaron horas de angustia apenas conocida la presencia de los móviles policiales y el cumplimiento de la orden judicial. Inicialmente se pensó que se trataba de un allanamiento por drogas, y así quedó reflejado en las redes sociales donde opinaron ciudadanos de Viale.

Posteriormente se supo que tras tareas investigativas llevadas a delante por personal de la División Robos y Hurtos (de la Dirección Investigaciones) con colaboración de personal de la Dirección Prevención Delitos Rurales Brigada Paraná Campaña, en horas del mediodía se irrumpió en comercio y finca de Salcedo en Viale, ubicada en calle San Martín.

Allí el personal Policial de Civil y mimetizados junto con personal de Comisaría Viale (Jefatura Departamental Paraná) ingresaron al comercio y dos ciudadanos que se encontraban en el lugar fueron tomados como testigos del procedimiento judicial, que finalizó luego de tres horas con el secuestro de una importante cantidad de armas y cartuchería ilegales. Entre otras se secuestró un revólver calibre 38, dos escopetes calibre 28, dos carabinas calibre 22, una tumbera calibre 12 (aproximadamente), 400 cartuchos de diferentes calibres, plomos bremmer de recarga y cartuchería calibre 308.

El procedimiento fue solicitado por el fiscal Martín Abrahan al Juzgado de Garantía N 3 a cargo de Humberto Franchi. El comerciante y funcionario municipal quedó detenido en la Alcaidía de Tribunales, por supuesta infracción a la Ley Nacional de Armas y Explosivos.


***
Funcionario polémico


Salcedo fue una persona de injerencia en la campaña electoral de Cambiemos y actualmente tenía peso dentro de la Secretaría de Servicios Públicos, ya que de él depende mucho personal, entre ellos jornaleros, personal de barrido, y otros.

Una vez conocida la situación, el intendente rescindió el vínculo laboral que tenía con Salcedo.

No es el primer problema que el influyente capataz le genera ala gestión de Brupbacher. A principios de junio se conoció una denuncia por un supuesto acoso que Salcedo habría cometido contra dos empleadas a su cargo. En ese momento, la postura del intendente y de los funcionarios fue inicialmente relativizar el incidente y reclamarle a la oposición que presentara pruebas del mismo.

Un tiempo después de anunció que se iniciaba una investigación, cuyo resultado no se conoció hasta el momento.

Mientras tanto, era vox populi en la localidad que la principal afectada por aquella situación habría decidido desistir de cualquier tipo de reclamo para conservar su empleo.

Comentarios