La Provincia
Lunes 06 de Abril de 2015

Viajar a Santa Fe fue un caos

Esta mañana viajar a la capital santafesina resultó una misión casi imposible. Pocos refuerzos y cambios de último momento, ocasionaron colas de cientos de usuarios. Un reclamo que persiste y no encuentra respuesta.

Fue una mañana tensa en la terminal paranaense a raíz de nuevas complicaciones que encontraron los usuarios de Fluviales y Etacer para viajar a la vecina ciudad de Santa Fe.

Consultados por las causas, desde las boleterías de las empresas aseguraron que la cantidad de usuarios se debe a que por estas fechas las facultades, tanto de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) en Santa Fe, como de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) y la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) dan inicio al dictado regular de clases en todos sus niveles.

Con la implementación de la tarjeta SUBE, a mediados de febrero, el servicio había logrado establecer cierto orden, algo de lo que se viene reclamando desde organizaciones estudiantiles. Los estudiantes, junto con los trabajadores, son los más afectados por las carencias del servicio. Sin embargo, este lunes, todo volvió a ser un caos. En la terminal de Paraná, pasadas las 7.30 de la mañana, UNO pudo constatar cerca de 250 personas aguardando la salida de un colectivo con capacidad de poco más de 40 personas; la inusual cola en forma de “caracol”, se organizaba desde calle Ramirez hacia la dársena de salida. Una empleada de una empresa santafesina radicada en paraná dialogó con UNO en el lugar y expresó : “Es como si quisieran que los chicos dejen de estudiar, que la gente deje de ir y venir a trabajar. Así se hace muy difícil, toda esta gente que ves acá está llegando tarde.” expresó.

Más complicados

En la tarde de ayer, desde la fan page oficial de ERSA Paraná circuló una grilla de horarios que generó expectativa, sin embargo, la información no era correcta. La misma indicaba nuevos horarios, con una frecuencia del servicio de rondines -exclusivo para estudiantes, con ingreso a ciudad universitaria- correspondiente a 2013. La empresa aclaró la confusión recién esta tarde, a raíz de las consultas de los jóvenes en esa red social. Si bien es cierto que desde hoy el servicio de rondines vuelve a circular, la frecuencia es mucho menor: sólo 4 unidades por día, a partir de las 16 horas, llegarán hasta la facultad de derecho, la última facultad del recorrido y también la más concurrida.


El descontento de los usuarios se hizo conocer de inmediato, a través de las redes sociales.
 
  Según las cifras de la Comision Nacional Reguladora del Transporte, unas 8500 personas viajaban a principio de 2014 en las frencuencias diarias entre ambas ciudades. Se cree que la cifra ha ido en aumento, dado el incremento anual de la matrícula universitaria.

Comentarios