A Fondo
Martes 23 de Febrero de 2016

Verdolaga: la planta que ayuda a combatir el calor

Es considerada un superalimento con grandes beneficios para el organismo. Cinco maneras de usarla en verano

Portulaca oleracea, conocida popularmente como verdolaga, es una planta nativa de la India, Oriente Medio y sur de Europa como España, aunque naturalizada mundialmente. Pese a su escaso conocimiento, la verdolaga es una planta que crece en diversas partes del mundo. Principalmente florece durante las estaciones donde la temperatura es cálida, como en la primavera y el otoño, y su ubicación –mayoritariamente- son los huertos y campos, aunque también se la puede apreciar a los costados de los caminos. Lo curioso de la verdolaga es que es una de las tantas plantas que conlleva un cultivo sencillo, la cual puede crecer en una maceta o en un jardín.


Lejos de ser una planta más, la verdolaga se distingue a nivel internacional por sus altas propiedades favorables al organismo, considerada un superalimento que ha sido olvidado en los últimos años y dejado de lado en las rutinas alimentarias. Desde la antigüedad, se la distinguió como una hierba medicinal que ayudaba a sanar ciertos males físicos ante un desarrollo medicinal temprano.

Es rica en vitaminas (A, Bs y C), minerales (calcio y magnesio), Omega 3 (sólo una taza de verdolaga fresca puede contenter hasta 400 miligramos), ácidos grasos esenciales y otros productos químicos de plantas beneficiosas. También es excepcionalmente abundante en beta caroteno (brinda hasta siete veces más que la zanahoria), vitamina E y potasio. También es una gran fuente de aminoácidos y bioflavonoides, útiles para el buen funcionamiento de los sistemas corporales.

La verdolaga contribuye al buen funcionamiento de las neurohormonas y los neurotransmisores, indispensables para el buen funcionamiento cerebral. Por su abundante mucílago, ha sido considerada históricamente como un sedante, debido a su alta capacidad para suavizar y calmar irritaciones de órganos internos. Es empleada como remedio natural, por ejemplo, como analgésico a través del jugo de su planta, como depurativo o diurético.

Ideal para el veranoEl consumo de la verdolaga es sustentable pues se puede aprovechar al máximo: sus tallos, flores, hojas y semillas pueden comerse. Es tan fresca e hidratante que funciona como un remedio natural para soportar el calor de verano por la cantidad de formas en las que se la puede consumir. Fresca en una ensalada, cocinada al vapor o salteada con otras verduras.


También, combinada con alguna fruta u hortaliza, agua o miel, se la puede consumir como un rico jugo.

Comentarios