Hoy por Hoy
Sábado 03 de Septiembre de 2016

Verdad a medias

Suele decirse que una verdad a medias, es también media mentira. Y lo ocurrido con el intendente de San Benito, Exequiel Donda, podría encuadrar en este concepto. El presidente municipal salió a comunicar en las últimas horas que había decidido desenganchar su sueldo de los trabajadores municipales como un gesto de austeridad en el manejo de las cuestiones públicas. E insistió en que se trataba de una decisión exclusivamente suya.
Lo cierto es que Donda envió ese proyecto luego de que los bloques opositores en el Concejo Deliberante se negaran a acompañar una modificación presupuestaria que incluía importantes aumentos salariales para él, para sus funcionarios y para los concejales. Y fue la oposición la que forzó el cambio. La situación puede corroborarse observando el video de la sesión del Concejo sanbenitense del 25 de agosto, no son más de 20 minutos y queda a las claras lo ocurrido. (Puede verse, por ejemplo, en el perfil de Facebook del concejal Bruno Giménez-Cambiemos).
Sin embargo Donda, aconsejado vaya a saber por quién, elige sostener una versión que se sabe poco veraz. Tal vez piensa en mejorar su perfil fuera de San Benito, donde no es tan conocido, y mostrarse como un intendente austero. Y tal vez lo sea, pero lo que dice ahora es media verdad, ya que envió ese proyecto por presión de los concejales opositores. El video de la sesión es tan claro que exime de mayores comentarios. Ni su mamá -la concejala dondista Albaluz Sampieri- habló para defenderlo.
Hay otro refrán que dice Dime de qué alardeas y te diré de qué careces. Tal vez al intendente le dijeron que forzando la versión de lo ocurrido podía revertir la imagen inicial que dejó sobre fines del año pasado cuando impulsó una reforma tributaria con el principal objetivo de aumentar su sueldo y el de los funcionarios.
Claro, pasó el tiempo y Donda también puede haber cambiado de opinión sobre algunos temas. Incluso en estos meses se cambió de partido: antes, cuando ganó la elección, era massista; y ahora es de Cambiemos.
Pero lo que no debería hacer Donda es subestimar la situación y la circulación de la información. Entiendo que hay un mérito del intendente en aceptar cambiar el proyecto, siguiendo la postura de la oposición, y excluir a los funcionarios de este aumento. Pero si no reconoce lo ocurrido respecto de cómo se dio la situación, ese mérito queda en un segundo plano.
Además, antes de redactar el comunicado de autoelogio, Donda podría haberse preguntando si con eso no terminaba planteando algunas dudas. Por ejemplo, si quería dar un gesto, entendiendo que en política los gestos son importantes, porqué no lo hizo al inicio de la gestión y recién lo hace ahora.
O porqué la ordenanza aprobada sobre el "desenganche salarial" es solo para esta ocasión. Los concejales oficialistas dijeron que en octubre volverán a discutirse los sueldos de los trabajadores municipales y en ese momento posiblemente vuelva a plantearse la misma discusión.
Ojalá que si el presidente municipal de San Benito está dispuesto a tener un gesto con los jornaleros municipales -para ellos especialmente está pensando el aumento- vinculado a su situación laboral, no demore tanto como tardó con este gesto. Está claro que los jornaleros son trabajadores de segunda categoría, tanto en ese municipio como en otros de la provincia.

Comentarios