Turismo
Martes 27 de Septiembre de 2016

Verano: bajarían precios en Costa Atlántica, pero Brasil se impone

Tras una temporada estival adversa para los destinos nacionales buscan estrategias para captar turistas, pero la tendencia no revierte

Faltan menos de tres meses para la llegada del verano y la mayoría de las agencias de viajes de Paraná ya ofrecen paquetes turísticos para la próxima época estival, sobre todo a Brasil y el Caribe. Sus referentes aseguran que mientras más anticipada sea la reserva, mejores opciones se consiguen en cuanto a precios y destinos.

Si bien todavía no se conocen los valores de lo que costará vacacionar en la Costa Atlántica, tras una temporada adversa circulan fuertes versiones de que los precios van a bajar para poder competir con las playas brasileñas, el destino predilecto para los argentinos en lo que fueron los primeros meses de este año. En este marco, la Subsecretaría de Turismo de Buenos Aires anunció la semana pasada que lanzará una tarjeta de descuento del 40% para turistas y vecinos, con beneficios en pasajes aéreos y terrestres, gastronomía, hoteles, balnearios y peajes. Al respecto, el titular del organismo, Nicolás Casas, se mostró positivo con respecto a la temporada que se aproxima, y aseguró: "Tenemos recursos para ganarle a Brasil; hay que darle facilidad a los argentinos para que vacacionen en la Costa Atlántica, que tiene lugares magníficos y accesibles a todos los bolsillos con buenas promociones".

Asimismo, desde la Municipalidad de Pinamar, que comprende a balnearios como Cariló y Valeria del Mar, aconsejaron a las inmobiliarias de la zona no aumentar los alquileres temporarios más allá de un 15% para lograr precios competitivos, una cifra que se ubica muy por debajo de las previsiones que establecen que la inflación del último año habrá alcanzado el 40%.

No obstante, los valores de hoteles, restaurantes y demás servicios turísticos en la Costa Atlántica no van a conocerse sino hasta mediados de octubre y crecen las expectativas sobre cuánto costará veranear en el país, sobre todo en tiempos en que los bolsillos no resisten demasiados desembolsos extras y se procura gastar menos.

"En Argentina están bajando bastante los precios en Villa Gesell, Mar del Plata y otras ciudades de la costa, como para poder competir con Brasil, ya que el año pasado era muy caro vacacionar en la Costa Atlántica argentina y por eso muchos prefirieron irse afuera", confirmó a UNO Lucía, empleada de una agencia de viajes de calle San Juan, en la capital provincial.

A su vez, señaló: "Seguramente las familias más numerosas y quienes sean más improvisados al momento de planificar y llegan a fines de diciembre o principios de enero queriendo viajar al día siguiente, van a elegir la costa argentina, si es que de verdad se cumple con esto de que van a bajar bastante los precios. Pero aún no está confirmado y habrá que esperar a mediados de octubre, que ya fijan los nuevos valores de los hoteles, alojamientos. Recién entonces sabremos las nuevas tarifas".

Diego, referente de otras de las agencias locales, situada en calle Alem, coincidió en que habrá que esperar hasta dentro de unos 20 días para saber cuál es la tendencia, pero opinó: "El año pasado de cada 10 viajes a Brasil, vendíamos uno a la costa argentina. Si los precios se rigen por el ritmo de la inflación, un paquete a Mar del Plata tendría que costar el verano que viene cerca de 10.000 pesos, y es mucho".


***
Ventas anticipadas


Lucía comentó que a pesar de que todavía falta para las vacaciones de verano, mucha gente ya se adelantó e hizo sus reservas o compró los paquetes para viajar a precios más convenientes. En referencia a los destinos elegidos, indicó: "Este año muchos se anticiparon y compraron paquetes para el norte de Brasil o el Caribe, ya que en esta época se consiguen mejores precios".

A su vez, comentó que los paquetes al sur de Brasil ahora están más costosos que el verano anterior: "Con respecto al año pasado subieron un 20% las tarifas. De todas maneras, como agencia ofrecemos un viaje con pensión completa a Capao da Canoa, al sur de Brasil, que a comparación con otros destinos de ese país resulta económico: cuesta 15.900 pesos la habitación estándar para una semana, saliendo desde Santa Fe y Paraná".

También Diego afirmó que las mayores ventas de cara a la temporada estival actualmente se concentran hacia Río de Janeiro y localidades ubicadas bien al norte de Brasil: "Hay buenas perspectivas de cómo vienen las reservas para la temporada de verano. Hay fechas en enero donde ya se agotaron los lugares en los paquetes. El año pasado también vendimos bastante al norte de Brasil porque los precios son razonables y hay muy poca diferencia de costos entre viajar en avión y en bus. Hay gente que prefiere hacer un buen viaje al norte de ese país, con playas y un clima privilegiados, y no al Caribe, donde los precios siguen siendo más costosos".

En referencia a las tarifas, indicó: "Se puede conseguir un paquete a Río de Janeiro para salir en enero, febrero o marzo, a 17.000 pesos aproximadamente. El que ya sabe cuándo tiene las vacaciones o no tiene problemas con las fechas ya empieza a averiguar porque los valores en dos meses van a estar más caros".


***
Menos opciones para financiar la compra de viajes

La financiación de los paquetes turísticos es disímil, según la agencia en que se los adquiera. Hay opciones donde todavía se encuentran promociones hasta en 12 o 18 cuotas sin interés, según los convenios con las tarjetas y los bancos emisores. Pero en Paraná no abundan, y con suerte se puede conseguir una financiación para adquirir un viaje en seis cuotas sin pagar recargo.

"La mayoría de las tarjetas no tienen muchas cuotas. Nosotros cerramos un convenio exclusivo con el Bersa en seis cuotas sin interés. Las aerolíneas sí tienen más cuotas y hay parte de los viajes que se pueden financiar hasta en 12 cuotas", comentó Diego, operador turístico de calle Alem.

Susana, quien atiende una agencia de calle Andrés Pazos, señaló que los acuerdos son según los bancos, pero coincidió en que la financiación es restringida actualmente, en comparación con años anteriores.


***
Acuerdos


Lucía, promotora de viajes de calle San Juan, comentó por su parte que al no haber tanta posibilidad de financiación con las tarjetas, mucha gente opta por ir entregando dinero en efectivo por adelantado y de esta forma logra mantener los valores y cancelar sin problemas. "La financiación depende del banco emisor de la tarjeta y la mayoría no supera las tres o las seis cuotas. Ahora, por ejemplo, banco Francés tiene 12 cuotas sin interés con Aerolíneas Argentina y con Latam, pero no con otras empresas. La mayoría de la gente empieza a pagar de a poco y en efectivo, para ahorrar interés. Esto se dio mucho con las ventas a destinos como Cancún y Playa del Carmen son más económicos que otros años, y Punta Cana, que hoy es el caballito de batalla del Caribe. Se consiguen paquetes a 2.500 dólares y los que prefieren un hotel cinco estrellas con todos los lujos deben pensar en 3.000 dólares, con sistema all inclusive", concluyó.

Comentarios