Paraná
Lunes 31 de Octubre de 2016

Vendedores ambulantes reclamarán ser atendidos por Sergio Varisco

Pertenecen al Sindicato de Vendedores que en su mayoría trabajan en la Feria de las Pulgas. Esta mañana se presentarán con esa intención en la Municipalidad. Exigen que se cumplan sus derechos

La conducción del Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (Sivara), delegación Entre Ríos, exigió una audiencia con el intendente de Paraná, Sergio Varisco para transmitirle la inquietud por la imposibilidad de trabajar que tienen algunos afiliados, como así también para pedirle que se cumplan pautas de un convenio sobre la implementación de un sistema de ventas con carritos. "Se trata de un acuerdo verbal con la Secretaría, Innovación y Empleo y con el área de Habilitaciones Comerciales. Había un listado de las personas y sus datos, pero sucede que un grupo de gente no cumplió con lo pactado de armar un carrito, colgar su mercadería, ir y venir", afirmó en diálogo con UNO la secretaria general de Sivara en Entre Ríos, Nancy Godoy.

Si bien dispusieron de una semana de plazo para hacerlo, solamente cinco ambulantes armaron la estructura, por lo que el Municipio no les permite instalarse en el microcentro. "Me lo tenés que permitir porque no te vengo a pedir subsidios ni Plan Trabajar, ni vengo a pedirte para darle de comer a mi familia. Los chicos que cumplieron en armar los carritos, igual por atrás mandan a sacar todo", argumentó Godoy.

Frente a este escenario, la comuna propuso reubicar a los vendedores en los pasillos de la Feria de las Pulgas, pero encontró un contundente rechazo del gremio por el enfrentamiento que esto generaría con los demás feriantes. "¿Por qué proponen una solución que no lo es? Que se enfrenten entre compañeros. ¿Cuál es el propósito? En vez de sentarse a arreglar este tema. No puede ser que pase esto, cuando queremos que todos trabajen con tranquilidad. Pero si nos derivan a otra área cuando queremos hablar con el intendente", cuestionó.


***
Feria de las Pulgas


Después de un largo conflicto entre el Municipio y los vendedores ambulantes, con cortes de calles y protestas incluidas, la apertura de la Feria de las Pulgas, que en la actualidad convive con el Mercado Central, vino a dar respuesta a la necesidad de trabajar de un grupo de gente. De todos modos, unos pocos mantienen sus puestos repartidos en diferentes sectores de la peatonal San Martín. El sindicato los calificó de "rebeldes" y que no cumplen con lo que pueden pactar, "no se alinean". Aunque aclaró: "Tampoco estamos en contra de ellos".

Godoy adelantó que hoy concurrirán al Palacio Municipal para reclamar una audiencia con el intendente, y en caso de no ser atendidos podrían decidir una toma de la Catedral de Paraná. "La gente no puede estar sin trabajar, nosotros no tenemos sueldo, sino vendemos no tenemos para comer. Y sino defiendo a mi gente para que estoy; ellos no quieren problemas, pero también los están generando", subrayó. Más allá de algunas peticiones puntuales y que se hagan efectivas mejoras en las condiciones laborales, los trabajadores nucleados en el sector piden el reconocimiento de un rubro que hasta ahora ha siso negado. Así lo entendió Godoy, quien considera que "se debe educar al vendedor ambulante, porque hay viejos vendedores que terminan en la calle , no tienen donde vivir y no tienen una obra social".

"Vamos a tratar de hacer cumplir lo que hemos pactado", prometió la dirigente.

Comentarios