Pais
Miércoles 28 de Enero de 2015

Velan a Nisman en una ceremonia privada

En el lugar hay un fuerte operativo policial. Se concentran algunas personas en los alrededores para despedir al fiscal de la causa AMIA. Dañaron la corona que envió Gils Carbó.

Los restos del fiscal federal Alberto Nisman son velados en una ceremonia reservada para familiares y amigos en una casa funeraria del barrio porteño de Belgrano.

Un grupo de personas se concentró en las puertas del lugar, donde se dispuso un operativo policial y se registró un incidente al llegar una corona con la inscripción Ministerio Público Fiscal, cuya cinta identificatoria fue arrancada antes de ingresar a la cochería.

En el lugar están la madre del fiscal, Sara Garfunkel, y la ex esposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado. Las calles cercanas están valladas y no se permite el ingreso a nadie que no sea del círculo de Nisman o vecinos de la cuadra. En el último caso, los policías solicitan documentos de identidad para permitir el acceso. A los medios de comunicación, tal como se lo anunció, no los dejan ingresar, publicó La Nación.

Alrededor de las 20.45 arribó al lugar el presidente de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky. Además, estuvo el embajador de los Estados Unidos en la Argentina, Noah Mamet. A partir de las 21.15, llegó el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro.

El cortejo fúnebre saldrá a las 9 del jueves desde la funeraria con destino al cementerio israelita de Tablada, donde se realizará una ceremonia religiosa a cargo del rabino Marcelo Polakoff, según informaron fuentes comunitarias citada por la Agencia Judía de Noticias.

Incidente

Un grupo pequeño de mujeres y hombres mayores de edad dañó la corona enviada por la procuradora Alejandra Gils Carbó a la casa de sepelio.

Cuando la ofrenda floral llegó, se arrojaron sobre quien la portaba, arrancaron la faja con la inscripción "Ministerio Público Fiscal de la Nación" de la corona y la pisotearon.

En tanto, otro grupo arrojó piedras, poniendo en peligro la integridad de las personas que llegaron a solidarizarse con la familia de Nisman.

Entre los manifestantes que se ubicaron en las inmediaciones de la casa velatoria de calle O'Higgins al 2800, algunos portaban carteles con consignas agraviantes a la investidura presidencial y se pudo ver a algunos hombres con gorras de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), el sindicato que conduce Gerónimo Venegas, según informó la agencia Télam.

Comentarios