La Provincia
Jueves 08 de Enero de 2015

Vecinos de Vicoer de calle Tibiletti reclaman por pozos rebasados, falta de iluminación y calles intransitables

A dos meses de la entrega de las viviendas el agua se filtra por las paredes, los pozos negros se llenaron con las últimas lluvias, el recolector de basura no pasa y los patios se inundan. “Estamos viviendo en la precariedad”, se quejó una adjudicataria.

En noviembre un grupo de adjudicatarios de las 46 viviendas ubicadas en calle Tibiletti y Doctor Martínez de Paraná recibieron las llaves de su casa propia. Unas 17 familias quedaron a la espera ya que un problema con los pozos negros no advertido con anterioridad ni por la empresa constructora RP, ni IAPV, ni Vicoer obligaron a posponer la entrega para realizar obras de drenaje.

 

Ahora los vecinos que ya están instalados en sus unidades habitacionales denuncian serios problemas en los servicios: la iluminación del barrio es escasa, las calles de tierra con las últimas lluvias se tornaron intransitables y ante una urgencia ni siquiera es posible el ingreso de una ambulancia o un patrullero, además con las precipitaciones los pozos negros están repletos de agua. No pasan por el lugar unidades de transporte urbano de pasajeros y tampoco hay servicio de recolección de residuos.

 

“Parece mentira, esperamos siete años para poder habitar nuestra casa propia y hoy estamos viviendo en una situación completamente precaria”, lamentó una vecina en diálogo con UNO. A la falta de servicios se suman algunos problemas de infraestructura en las viviendas, como la filtración del agua en las paredes.

 

 

“Los patios se inundan y se vuelven inutilizables”, dijo una de las adjudicatarias y añadió: “Fuimos los mismos vecinos los que tuvimos que salir a arreglar la calle y quitar las malezas que inundan el barrio”.

 

 

Hace más de cuatro años que los adjudicatarios pagaron la totalidad del terreno y actualmente pagan una cuota cercana a los 1.600 pesos.

 

 

Vale recordar que las 46 viviendas, de las cuales 17 aún no fueron entregadas forman parte de la primera etapa de un plan de construcción de 167 viviendas a realizar en el lugar. Los adjudicatarios de la segunda etapa aún no tienen ni siquiera fecha de inicio de la construcción de sus unidades habitacionales.

 

Comentarios