La Provincia
Viernes 29 de Enero de 2016

Vecinos miran de reojo los trabajos en Cervantes y Santa Fe

Las calles continúan cortadas y los comerciantes ven como las ventas porque hasta los colectivos cambiaron de recorrido. Las calles paralelas colapsadas y los frentistas se quejan por la falta de recolección de residuos. 

El centro cívico de Paraná está convulsionado porque desde que cerraron el tránsito por la intersección de Cervantes y Santa Fe, colapsan las calles aledañas. La Municipalidad anunció que se colocarán nuevas cañerías para la canalización de la “gran carga de desagües pluviales que recibe Cervantes”.

Teniendo en cuenta esta modificación, las empresas de transporte público organizaron recorridos alternativos. Las líneas  1, 5, 6, 11/21, 12, 14, 22 –con recorrido por calle Santa Fe- y 3, 5, 7, 8, 9 y 20 –por Cervantes-.

“Se estima que el corte tendrá una duración de aproximadamente un mes y responde a la ejecución de la obra de desagües que se lleva adelante en la zona”, aseguraron el 9 de enero.

Preocupados

Los vecinos del corte están empezando a preguntarse hasta cuándo seguirán cerradas las calles porque los que tienen comercios ven paralizadas las ventas. Los que tienen sus hogares en la zona tienen serios problemas para trasladarse y estacionar.

Ayer en la zona los obreros de la constructora bromeaban sobre la calidad de la construcción mientras almorzaban a la sombra de un camión estacionado en la esquina.  

Comentarios