La Provincia
Domingo 04 de Enero de 2015

Vecino atacado por un perro

Sufrió lesiones en ambas piernas y reclama que el dueño le pague costos médicos.

Jesús Mosqueda fue a una vivienda de calle Soler a visitar a un conocido hace más de tres semanas y para su sorpresa, el perro de esta persona lo atacó y poco pudo hacer para defenderse.
Hasta que logró zafarse, sufrió mordeduras en ambas rodillas y ahora no puede caminar. “Hace unos años tuve dos accidentes cerebovasculares (ACV) y por eso no tengo fuerza en los brazos. El perro, que ni siquiera tenía correa, me volteó. Por suerte alcancé a protegerme la cara con el casco de la moto, pero no pude evitar que me lastimara las piernas. En una tengo cinco puntos y en la otra 10”, contó a UNO, visiblemente consternado.
El damnificado se lamentó porque luego del episodio el dueño del animal, de apellido Cumilla, no se acercó a ofrecer ningún tipo de ayuda ni se hizo cargo de los costos que demanda la recuperación. “Tengo que gastar en remís para ir al dispensario a hacerme las curaciones porque no puedo caminar y además comprar los remedios que me recetaron los médicos”, aseguró Mosqueda.
Por otra parte, afirmó que el dueño habría tomado la determinación de darle muerte al animal, presuntamente un dogo cruzado con pitbull, ya que no sería el primer ataque que el perro perpetró contra una persona. “Creo que fui el séptimo que sufrió mordeduras. Ya hice la denuncia en la comisaría cuarta y ahora voy a ir a Fiscalía para que se haga cargo”, indicó.
Por último, señaló que los médicos le confirmaron que afortunadamente no sufrió lesiones en ningún nervio. “No sé todavía cuándo me sacan los puntos”, sostuvo, y aseveró: “El susto fue tremendo y después de lo que pasó, soñaba que el perro me seguía mordiendo”.
Desde la comisaría cuarta confirmaron que Mosqueda se presentó a hacer la denuncia tras el ataque, pero no pudieron acudir con el veterinario de la Policía para corroborar si el animal tenía rabia u otro tipo de enfermedad, ni si se le habían aplicado las vacunas correspondientes, ya que un vecino les confirmó que al perro lo habían matado.
“Nosotros recibimos la denuncia pero no tomamos intervención en estos casos. De eso se encargan las asociaciones protectoras de animales”, aclaró desde la dependencia policial el sargento de turno, de apellido Padilla.

Comentarios