La Provincia
Sábado 06 de Febrero de 2016

Varisco expresó su compromiso de sanear el Volcadero de Paraná

Ayer se realizó una inspección para conocer el estado de situación del basural a cielo abierto, de la planta y del vivero municipal.


Marcelo Comas/De la Redacción de UNO
mcomas@uno.com.ar


Otra vez el tratamiento y la disposición final de los residuos sólidos urbanos renueva un debate siempre vigente en Paraná. UNO le dedicó a la problemática la portada de su edición del domingo, dando cuenta de la gravedad que significa tener un basural a cielo abierto como el Volcadero  y que por su ubicación dentro del ejido urbano genera una importante contaminación en la zona de bañados y problemas a los vecinos de zonas aledañas. Reubicar fuera de la ciudad el Volcadero, cumpliendo con todas las normas de impacto ambiental y hacer efectiva la separación domiciliaria de residuos, forman parte de las medidas pendientes de ejecución que deberá cumplir el municipio de Paraná tras la inspección ocular que encabezó ayer María Andrea Morales, la jueza a cargo del Juzgado Civil y Comercial Nº 8 de la capital entrerriana. 
La medida se llevó a cabo en el marco de la causa iniciada por el Foro Ecologista de Paraná por el incumplimiento de una sentencia ambiental de 2007  y que tuvo como objetivo  observar el grado de avance del programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos. La jueza, acompañada de colaboradores, del intendente, Sergio Varisco, y funcionarios municipales del área de Medio Ambiente también verificaron el estado de la Planta de Tratamiento de Residuos. Como parte de la actividad también recorrió las instalaciones del Vivero Escuela y el Volcadero.
“No se presentaban informes desde junio del año pasado, hasta que la actual gestión presentó un nuevo informe  el 2 de febrero”, recordó la magistrada. Morales aclaró que el cometido del Poder Judicial “es controlar el cumplimiento del programa que presentó la Municipalidad” y que no es la intención “tomar medidas de índole político ni inmiscuirse en lo que son decisiones de política ambiental, sino que esas políticas las presenta el municipio en la causa judicial”.
Sobre la manera en que se debe abordar la problemática ambiental, el intendente Sergio Varisco sostuvo que se “hará un relleno sanitario y en un convenio con el BID se avanzará en una gestión para trasladar el Volcadero a otro lugar, por lo que no se contaminará absolutamente nada”.  En cuanto al futuro de la planta informó: “El objetivo es hacer la clasificación de todos los residuos: más de 300 toneladas diarias tendrían que pasar por la planta. Pero lo fundamental es el Volcadero. En nuestra gestión vamos a terminar con el volcadero a cielo abierto”.
Consultado por la falta de resultado en la separación domiciliaria de residuos reconoció: “Nosotros vamos a lanzar un plan de separación domiciliaria entre residuos orgánicos e inorgánicos”. La jueza Morales  recordó durante la recorrida que en  anteriores gestiones se cumplió con la erradicación de basurales que generaban incendios produciendo humo altamente contaminante.
Cuarto intermedio
Tras la inspección en el barrio San Martín, se llevó a cabo una audiencia informativa en Tribunales en la que se abordó el contenido del informe que presentó la gestión Varisco a principios de mes. En el lugar se dispuso un cuarto intermedio hasta el 23 de febrero, a las 10. Una vez cumplidas todas las instancias, el expediente entrará a resolución y la Justicia deberá decidir si hubo o no un incumplimiento de parte del municipio. 
 

Comentarios