Mundo Insolito
Martes 27 de Septiembre de 2016

Utilizó por más de 40 años una silla de ruedas y le habían diagnosticado mal su enfermedad

Se trata de un portugués al que cuando tenía 13 años le dijeron que padecía un mal incurable. Sin embargo, una neuróloga revisó su caso y le dijo que podía volver a caminar normalmente.

Un diagnóstico médico equivocado privó a Rufino Borrego de caminar normalmente ya que pasó más de 40 años sentado en una silla de ruedas.
Hoy, a los 61 años, este ciudadano portugués dio con la médica que lo devolvió a la vida al diagnosticarle correctamente su enfermedad.
Cuando Borrego tenía 13 años los médicos del hospital Santa Maria de Lisboa le diagnosticaron una distrofia muscular incurable. El luso acabó apelando a una silla de ruedas que arrastró durante 43 años. En 2010 una neuróloga revisó el caso del paciente y descubrió que, en realidad, sufría miastenia congenital.
Esta rara enfermedad se trata con un medicamento contra el asma que le permitió paliar la debilidad muscular y recuperar la movilidad en las piernas. "Creíamos que se trataba de un milagro" relata al diario Jornal de Noticias el dueño del bar que suele frecuentar Borrego.
Su enfermedad era casi desconocida en la década de los 60, época en la que fue diagnosticado, por lo que asegura que no guarda rencor al centro médico de Lisboa. "Sólo quiero disfrutar de la vida", aseveró al diario.
A sus 61 años y tras pasar toda su juventud en silla de ruedas, el hombre hace vida normal y el único tratamiento al que se somete son dos sesiones de fisioterapia al año.

Fuente La Capital

Comentarios