La Provincia
Viernes 30 de Enero de 2015

Urribarri firmó con Cristina el convenio de refinanciación de deudas

“Ahora más que nunca debemos militar este modelo que le devolvió la dignidad a millones de argentinos”, sostuvo el goberandor.

“Este es un momento muy particular donde intereses muy poderosos juegan a todo o nada con el hostigamiento permanente para desgastar al gobierno y su legitimidad popular. No lo van a conseguir, octubre de 2015 marcará la continuidad este proceso de crecimiento con inclusión social que inició Néstor y profundizó Cristina”. Lo aseguró este viernes el gobernador de Entre Ríos y precandidato presidencial Sergio Urribarri minutos después del discurso que pronunciara la Presidenta al encabezar el acto de firma de acuerdos para refinanciar deudas provinciales.

“Ahora más que nunca debemos militar este modelo que le devolvió la dignidad a millones de argentinos, a los jubilados, a los trabajadores y a los jóvenes. Que el pueblo se empodere de cada conquista para no dejar que nadie se las quite como moneda de cambio de oscuros intereses”, refirió.

“Hoy somos un país serio y previsible, más allá de lo que diga algún dirigente opositor que debe sintonizar con los intereses de grupos económicos y mediáticos, grupos que defienden solamente sus intereses y poco les importa lo que les pase a los argentinos. A nosotros sí nos importa lo que le pasa a los argentinos”, expresó el entrerriano a la prensa.

“La Argentina profunda y postergada no es una ficción, era una triste realidad que ha cambiado este gobierno, el más federal de todos, con políticas, programas y recursos, por eso no podemos dejar de agradecer a Néstor y Cristina por tantos logros”, aseveró.

“Argentina es hoy un país industrializado, con millones de hombres y mujeres que trabajan, que progresan, que sueñan. Como indicó la CEPAL Argentina es uno de los países donde más se redujo la pobreza en los últimos años, donde más mejoró la distribución del ingreso y disminuyó la desigualdad”, afirmó Urribarri.

“Todos esos logros no hubieran sido posible sin el marco de un proyecto político que ha centrado todas y cada una de sus acciones en la gente, en la familia, en la inclusión de millones de argentinos que quedaron marginados luego de la nefasta experiencia neoliberal de los ’90”, agregó el precandidato a presidente.
 
Finalmente, Urribarri destacó la firma del acuerdo para refinanciar las deudas provinciales como parte de un proceso en el cual “este gobierno nacional a acompañado siempre a los estados provinciales, con la transferencia de recursos y posibilidades de financiamiento que nos ha permitido el desarrollo y la inclusión de millones de argentinos”, señaló el mandatario.

Enseguida aseguró que esto “significa un alivio para las finanzas provinciales y nos permite continuar con las políticas de desarrollo de obras públicas, como planes viviendas, de infraestructura vial, la construcción de nuevas escuelas y ampliación de muchas otras”.

La rúbrica con las provincias se realizó en el Salón Mujeres Argentinas de la Casa de Gobierno, encabezado por la Presidenta, y del que participaron gobernadores, ministros y funcionarios nacionales y representantes de diferentes entidades. El beneficio, que se enmarca en el Programa Federal de Desendeudamiento Provincial (PFDP), alcanza a las provincias de Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Catamarca, Jujuy, Santa Cruz, Chubut, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Tucumán, Tierra del Fuego, La Rioja, San Juan, Misiones y Salta.

El convenio

El convenio contempla la prórroga trimestral de los vencimientos de las deudas que las provincias mantienen con la Nación y significa un alivio para las cuentas en las jurisdicciones alcanzadas por este entendimiento.

El monto total que será prorrogado en este caso, y que abarca a los meses de enero, febrero y marzo de este año, totaliza 2.923 millones de pesos, que la Provincia abonará en 189 cuotas, y que corresponde a deudas contraídas con la Nación desde el año 2001, especialmente, incluidas las concretadas más adelante con Néstor Kirchner y que implicaron el levantamiento del Bono Federal y otros compromisos incluidos en el Programa de Refinanciamiento Ordenado (PFO) de aquellos años.

Antes de este entendimiento global, firmado en 2010, las deudas de los Estados provinciales se venían incrementando sensiblemente porque se les aplicaba un ajuste por Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), además de los intereses sobre el capital adeudado. Con el acuerdo se eliminó el ajuste por el CER y fijó un plazo de 20 años para el proceso de reestructuración, con una tasa de interés nominal equivalente
al 6 por ciento.

Este acuerdo les permite a la provincias liberar flujos para destinarlos a salud, educación, desarrollo productivo y otras inversiones de carácter social. A su vez los estados provinciales se comprometen a mantener la actualización de sus datos de gestión para alcanzar la unificación de la información para que la Argentina tenga una consolidación de sus datos municipales, provinciales y nacionales que permita gestionar con mayor eficacia y eficiencia.

También se comprometen a alcanzar determinadas metas vinculadas a la reducción de mortalidad infantil, reducción de mortalidad materna, sistemas de inclusión social, reducción de informalidad laboral, aumento de exportaciones, incentivos a las pequeñas y medianas empresas, fomento en la formalización del empleo, estrategias de ejecución de infraestructura pública para provisión de agua potable o de sistemas de redes cloacales, entre otros.

Comentarios