Pais
Sábado 08 de Agosto de 2015

Unos 280 evacuados y mil autoevacuados en Luján, donde el río bajó pero se espera otra crecida

Hubo un pico a las 2, donde el río llegó a los 4,24 metros, y a partir de ahí hubo un lento descenso hasta los 4 metros. Rige un aviso por tormentas fuertes para la tarde.

Unas 280 personas están hoy evacuadas y cerca de mil autoevacuadas en la zona de Luján por el desborde del río homónimo y si bien bajó el cauce en las últimas horas se espera una nueva crecida ante el alerta por tormentas para esta tarde.
“Tuvimos un pico a las 2 donde el río llegó a los 4,24 metros y a partir de ahí hubo un lento descenso hasta los 4 metros a las 9 pero como viene el fenómeno meteorológico no se baja el alerta ni se relegan los servicios puestos en marcha”, indicó el coordinador de Protección y Defensa de la Comunidad (Prodecom) del municipio, Javier Sosa.
El funcionario se refirió al aviso de tormentas fuertes que pronosticó el Servicio Meteorológico Nacional para éste sábado a la tarde en la zona y alertó que ante esta situación se preparan para que el nivel del agua alcance los 5,30 metros.
En cuanto a los evacuados precisó que hay 280 personas en los centros para albergar a las familias en el Instituto Fermín Mignone, en la Universidad Nacional de Luján, las sociedades de fomento Barrio Padre Varela y El Ceibo y en la Escuela Secundaria de Olivera, una pequeña localidad ubicada aguas arriba que está totalmente anegada.
Sosa comentó que hubo leve aumento respecto a los números de ayer “ya que más personas que estaban esperando que pasaba tomaron la decisión” de abandonar su casa.
Además explicó que “la cantidad de autoevacuados es cercana a las mil, personas que por sus propios medios fueron a casas de familiares y amigos y con quienes colaboramos para ayudarlos a trasladar muebles y llevarles alimentos”.
En ese marco cifró en 3.500 las personas que reciben algún tipo de asistencia, que incluye también a vecinos que prefieren no abandonar sus viviendas.
El titular de Prodecom manifestó además que el agua “todavía está a bastante distancia” de la Basílica de Luján y resaltó que “se montó un importante operativo con bombas porque también puede entrar por las napas e inundar la cripta”.

Además del organismo que preside Sosa, en la asistencia participan los Ministerios de Seguridad y Desarrollo Social bonaerenses, Bomberos y la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Fuente Télam

Comentarios