Policiales
Miércoles 25 de Noviembre de 2015

Uno admitió asesinar a un joven y otro sostiene su inocencia

Eloy Alem aceptó 14 años por matar a Nicolás Márquez. Luciano Álvarez dice que estaba trabajando

Nicolás Márquez estaba con sus amigos pasando la madrugada en la plaza ubicada a un costado de los galpones del ex-Promin de Bajada Grande. Escucharon la moto que se acercaba, pero pensaron que era una más de las tantas que andan por el barrio. Pero el vehículo se acercó, con dos sujetos a bordo, se detuvo unos segundos y quien iba de acompañante comenzó a disparar contra el grupo de jóvenes. Márquez cayó herido de muerte y una chica del grupo que huía recibió un disparo en la pierna.

Por el hecho fueron imputados Eloy Alem, alias Chula, y Luciano Álvarez. El primero reconoció el delito y aceptó la pena de 14 años de prisión por este hecho y por el asalto a una vivienda de calle Estrada, con posterior tiroteo con la Policía (Ver recuadro). Pero el otro hombre asegura que no conducía la moto de los homicidas y desde ayer es juzgado para conocer la verdad.

Ayer declaró uno de los testigos clave, un menor de edad que estaba en el grupo que fue atacado. El chico no dudó en afirmar que fue Álvarez quien conducía la moto, así como sostener que Alem había disparado. Además, el adolescente sostuvo su hipótesis del crimen de su primo: que el Chula lo confundió a Márquez con el novio de su expareja, a quien realmente buscaba asesinar con una poderosa pistola cromada calibre 40.

Estaba citada para declarar una testigo que se excusó por estar enferma, por lo cual enviaron a médicos forenses para constatar su estado de salud y evaluar si está en condiciones de comparecer ante el Tribunal para contar lo que sucedió.

La chica que recibió el disparo irá hoy a Tribunales y hay expectativas respecto de lo que puede decir sobre la presencia o no de Álvarez en la escena del crimen.

Por su parte, la versión del imputado es que aquella noche se encontraba trabajando para una empresa constructora. Para demostrarlo presentó una planilla en la que figura su nombre lo que evidenciaría que estaba cumpliendo sus tareas laborales al momento de ocurrir el homicidio de Márquez. La defensa citará a testigos que puedan acreditar esto, así como poder demostrar que el papel es veraz.

El debate se produce en un clima de cierta tensión, dado que todos los protagonistas son vecinos de Bajada Grande y se conocen.

Robo y fuga de película

Eloy Chula Alem y Juan Martín Piro aceptaron ser condenados en un juicio abreviado por el violento asalto a mano armada a una familia en su casa de calle Estrada de Paraná, y por tirotearse con la Policía. El episodio ocurrió el 4 de abril del año pasado. Aquella mañana una mujer vivió una verdadera odisea: llegaba a su casa ubicada a la vera del río Paraná y se encontró con los tres delincuentes encapuchados que estaban en el interior. A punta de pistola le sustrajeron alhajas y 200 pesos, y al sonar la alarma huyeron en el auto Honda Civic de la familia. De inmediato la Policía fue alertada y se inició un operativo cerrojo. Al ver el auto los uniformados iniciaron una persecución. Los ladrones chocaron contra una columna de alumbrado público en avenida Larramendi y Cortada 1096, se bajaron y escaparon a pie, mientras disparaban contra los policías. Finalmente, Piro y Alem se refugiaron en la casa de una mujer en el barrio Bajada Grande, donde fueron apresados. Piro aceptó la pena de cinco años de prisión por ser partícipe secundario en el delito de robo calificado.

Datos
-El tribunal está integrado por Marcela Badano, Alejandro Grippo y Elisa Zilli.
-Por la acusación, el fiscal es Rafael Cotorruelo y el querellante Boris Cohen
-Álvarez es asistido por los defensores oficiales Emiliana Cozzi y Juan Carlín.
 

Comentarios