La Provincia
Miércoles 07 de Enero de 2015

Unas 80 familias resultaron afectadas por el temporal en Paraná

Hubo árboles caídos, desagües pluviales tapados, cloacas rebalsadas y viviendas anegadas en los barrios Anacleto Medina, Bajada Grande y en la zona del Túnel Subfluvial.

Como consecuencia de las intensas lluvias y viento unas 80 familias de los barrios Anacleto Medina, Bajada Grande y la zona del Túnel Subfluvial, resultaron afectadas.

 

Desde Protección Civil municipal indicaron a UNO que hubo unos 10 árboles caídos, desagües pluviales tapados, cloacas rebalsadas y viviendas anegadas en los barrios Anacleto Medina, Bajada Grande y en la zona del Túnel Subfluvial.

 

En ese sentido, Darío Aldana, titular de la Dirección municipal de Protección Civil, señaló que, hasta las 6 de este miércoles, cayeron sobre la capital entrerriana 70 milímetros de agua que ocasionaron inconvenientes en distintas zonas de la ciudad.

 

“Se han registrado árboles caídos en la vía pública, desagües pluviales tapados, cloacas rebalsadas y hay viviendas anegadas en la zona de Bajada Grande, Anacleto Medina y el Túnel que une Santa Fe con Paraná”, explicó Aldana y agregó: “Numerosas cuadrillas trabajaron en las calle para sacar los árboles caídos y Protección Civil estuvo trabajando sin parar desde que comenzó a llover el martes por la tarde”.

 

Además, precisó que en el transcurso de la noche se atendió a unas 80 familias, algunas de las cuales, a raíz de los anegamientos, debieron ser trasladadas a viviendas de familiares. “Además se tuvo que evacuar a una familia de la zona del Túnel Subfluvial. También hubo una voladura de techo en el barrio Anacleto Medina zona sur”, detalló el titular de Protección Civil.

 

“La pasamos mal durante el tiempo que duró la lluvia, las calles se inundaron y además se cortaron los cables”, relató a UNO Liliana Franco, de 30 años, quien vive con sus padres, cuatro hijos y una sobrina que está embarazada, en calle H y F, de Bajada Grande.

 

Las personas que viven cerca de los silos de arena en Bajada Grande, fueron quienes se llevaron la peor parte, se les cortó la luz por más de dos horas y sus casas se vieron anegadas. Julio Miguel, de 78 años, contó a UNO que “alrededor de las 19 se cortó la luz, y volvió recién a las 21. Además del fuerte temporal que golpeó las casas, la actividad eléctrica era intensa y el viento levantó mucha tierra”.

Comentarios