Ovacion
Domingo 25 de Octubre de 2015

Una sana costumbre para Atlético Paraná

Martín Galli recordó que el Decano llegó a los últimos cierres de temporada peleando para seguir creciendo.  

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar


Atlético Paraná subió varios escalones en los últimos años. En 365 días trepó del Torneo Argentino B hasta la Primera B Nacional. Llegar a este presente no fue sencillo. Luchó cuatro temporadas en la cuarta categoría del fútbol argentino. Luego estuvo seis meses en el Federal A para desembocar en el ámbito profesional. 

En los distintos ámbitos adquirió un hábito: estar en la pelea para seguir creciendo Fue un equipo competitivo que aspiró seguir creciendo. Si bien cristalizó el objetivo de conservar su lugar en la máxima divisional del fútbol de ascenso, se ilusiona con dar otro paso hacia adelante. O por lo menos hace el intento. “Es lindo llegar al final del campeonato y estar peleando por cosas importantes”, remarcó Martín Galli, en diálogo con Ovación. 

La Garza es el jugador del Gato con mayor participación durante el 2015. Las celebración de las elecciones generales le permitirá gozar de su primer fin de semana libre desde que la pelota comenzó a rodar. “Viene como anillo al dedo”, describió el defensor. 

“No hemos tenido más de un día libre en todo este trajín. Lo bueno es que  puedo jugar ya que si tuviera los fines de semana libre quiere decir que me reemplaza un compañero o no soy citado. De todos modos viene bien este descanso para renovar las pilas, recuperar compañeros que es lo más importante y para que se vayan varios dolores”, añadió el capitán del Rojiblanco. 

En la recta final del campeonato el elenco de barrio San Martín deberá asumir dos clásicos provinciales en calidad de visitante. En el medio, recibirá a Central Córdoba de Santiago del Estero. “Son tres partidos muy lindo para jugar, de los cuales hay dos clásicos. Ojalá que estemos a la altura de las circunstancias. Trataremos de sumar en los tres partidos que van a ser la premisa que tengamos. Ojalá podamos arrancar de la mejor manera en Gualeguaychú”, aspiró el ex-Sportivo Urquiza. 

Desde mañana, Atlético Paraná comenzará a vivir una semana especial por el duelo que se avecina ante Juventud Unida de Gualeguaychú, en el sur entrerriano. En realidad, todas las semanas serán diferente al resto por tratarse de los últimos desafíos que asumirá en su primera experiencia en la B Nacional. “Van a ser diferentes por los rivales. Tenemos dos partidos de visitante que son clásicos y de local vamos a tener un rival duro y que se juega cosas importante como es la permanencia. Tenemos que estar preparado para los tres partidos y sabemos que hay que estar al cien por ciento”, aseveró. 

El Decano oficiará de juez en la definición de la temporada. Central Córdoba pelea por conservar su plaza en la divisional. Por su parte, Patronato aspira inscribir su nombre en Primera División. Galli recordó que Paraná también tiene argumentos para seguir en la discusión. “Es lindo llegar al final del campeonato y estar peleando por cosas importantes. Estamos con chances de poder entrar al reducido, pero también vamos a estar en la mirada de otros equipos para ver que es lo que pasa porque se juegan muchas cosas importante. Gracias a Dios desde que estamos en el club estamos peleando por algo en los fines de temporada. Ojalá lo podamos terminar de la mejor manera este año”, se ilusionó.   

Atlético Paraná tendrá la oportunidad de postergar el festejo de Patronato. Galli indicó que todavía falta mucho para ese encuentro. “Tenemos que ir pensando partido a partido y saber que va a llegar el momento de pensar en el clásico. Primero tenemos dos partidos por delante que van a ser durísimo y tenemos como objetivo sumar en los dos. Eso va a ser lo más importante. Ojalá podamos llegar con chances al final”, concluyó.

***
El panorama del Violeta

 Villa Dálmine no pudo en su visita a Gimnasia y cayó por la mínima diferencia. Sergio Rondina destacó el trabajo de sus dirigidos en diálogo con FM Santamaria 91.3: “Fue un partido parejo, el rival arrancó mejor pero en el segundo tiempo emparejamos las acciones y nos convirtieron de pelota parada. Tuvimos chances de gol para empatar”. 

“La derrota duele porque hicimos méritos para llevarnos algo, pero tenemos que seguir trabajando. Lo que destaco es la entrega del equipo hasta el final, que luchó por rescatar algo. Debemos levantarnos de este golpe y tratar de cerrar de la mejor forma posible el torneo”, agregó el DT. 

Por otro lado, analizó al cierre del campeonato que deberá afrontar el elenco de Campana: “El desgaste es lógico pero no es excusa para ningún equipo. Hay que descansar, cuidarse más que nunca y trabajar bien para cada partido que tenemos que afrontar, el sábado tenemos una final en Lomas de Zamora”.

***
La vuelta de Israilevich a las prácticas

En la práctica, una de las notas felices de la mañana tuvo que ver con la presencia de Guillermo Israilevich jugando para uno de los equipos.

El santafesino, quien había declarado hace un mes atrás que no sabía si volvería a jugar al fútbol, se mezcló entre los suplentes y sumó su primeros minutos de actividad formal después de un año y siete meses. 

El 14 de marzo de 2014, Israilevich había sufrido una luxación y fractura de tobillo al intentar disputar una pelota dividida con Pablo Mazza, en el partido que Boca Unidos y Douglas Haig igualaron 1-1, en cancha de Huracán Corrientes. 

Luego de la lesión, el jugador argentino-israelí sufrió un cuadro infeccioso que complicó la cirugía y la recuperación posterior. Sin embargo, con mucha voluntad continuó adelante con los trabajos kinesiológicos y ayer tuvo la posibilidad de jugar a la par de sus compañeros. 

Comentarios