Pais
Viernes 17 de Julio de 2015

Una persona no vidente fue asaltada y no le tomaron la denuncia

Ocurrió en Corrientes. La Policía está siendo cuestionada porque no le tomó la denuncia al hombre luego de sufrir un asalto. 

La Policía de Corrientes está siendo severamente cuestionada luego de que una persona no vidente aseguró que tras ser presa de un asalto no le tomaron la denuncia porque no vio al delincuente.

El hecho ocurrió en la capital correntina, donde el hombre fue a realizar la denuncia por el robo de una mochila con una netbook y dos celulares. Los policías insistían en preguntarle si había “visto algo raro” a lo que la víctima tuvo que reconocer no poder aportar mayores datos.

Un hombre ciego de nacimiento denunció que policías de una comisaría de la capital le advirtieron que no podía investigar el robo de su mochila con una netbook y dos celulares en su interior que sufrió mientras jugaba al fútbol “porque no vio a los ladrones”.

Se trata de Franco Ramírez, de 34 años, quien se presentó el miércoles en medios locales para denunciar el robo y pedir apoyo a la comunidad con intenciones de recuperar sus pertenencias, pero fue mayor la repercusión que tuvo su comentario sobre la respuesta que le dieron los policías de la comisaría 19ª de Corrientes.

 “En la comisaría me dijeron que no podían buscar a nadie ni hacer un allanamiento porque necesitaban alguien que haya visto el hecho y me preguntaron: ¿Vos viste algo raro?”, relató Franco en declaraciones a una radio local y dijo que en ese momento les respondió: “¿Cómo voy a ver?, si soy ciego”.

En tanto, confirmó que después de esperar más de una hora le tomaron la denuncia y que tiene la constancia, pero aclaró que los policías le advirtieron que “no podían actuar porque no vio nada”.

Ramírez contó que luego de trabajar se fue a realizar su práctica habitual de fútbol con la Asociación de Ciegos de Corrientes en el predio del Hogar Escuela y cuando concluyó y buscó su mochila, ya no estaba.

Dijo que en ella tenía una netbook que le había sido entregada a través del programa Conectar Igualdad y dos teléfonos celulares y que necesita sus pertenencias porque no puede volver a comprárselas.

Por el escándalo que se produjo, las autoridades provinciales y de la Policía informaron que iban a iniciar un sumario interno porque no es la respuesta que se debe dar.

 

Comentarios