La Provincia
Viernes 07 de Agosto de 2015

Una nueva avenida se suma a la trama vial de Paraná

Ya está habilitada la circulación por Jorge Newbery, en un nuevo tramo de 1.500 metros entre avenida De las Américas y La Picada

Con una inversión superior a los 6 millones de pesos, y encarada con recursos propios, la Municipalidad de Paraná concretó una nueva conexión vial en forma de avenida en el este de la ciudad: se trata de Jorge Newbery, entre avenida De las Américas y calle La Picada. 

A lo largo de alrededor de 1.500 metros se concretó una nueva traza vial de 12 metros de ancho, para unificar una calzada que hasta hace pocos meses alternaba tramos de broza con otros que tenían solo cordón cuneta y también sectores con carpeta asfáltica sensiblemente deteriorada. Por esa razón, su uso era muy limitado.

Con la obra planificada y ejecutada por la gestión que encabeza la intendenta, Blanca Osuna, se sumó un nuevo corredor vial en el este de la capital provincial, que además de llevar mejor calidad de vida a los frentistas y habitantes de esa zona, favorece la conectividad e integración de numerosos barrios y la mayor utilización diaria de ese enlace, por parte de centenares de automovilistas que podrán conectar, sin desvíos, calles General Espejo y Pedro Zanni. Además, se descomprime la carga vehicular existente sobre otras arterias de la zona.

Detalles

Los trabajos se ejecutaron a buen ritmo el encararse con distintos frentes de obras simultáneos. Abarcaron el desmonte y nivelación de la nueva traza, construcción de cordones cuneta, nuevos desagües pluviales –se colocaron caños de hormigón de 600 milímetros–, sumideros, alcantarillas y badenes, además de la reconstrucción íntegra de toda la carpeta asfáltica.

Con la nueva traza vial operativa y liberada a la circulación vehicular, durante estos días se cumplimentan trabajos finales de la obra, y al mismo tiempo se procede al desarrollo de otros trabajos complementarios.

El subsecretario de Infraestructura de la Municipalidad de Paraná, Abelardo Llosa, explicó que la obra no surge en forma aislada, sino que está incluida en una planificación urbana encarada a través de un  programa de ensanches de avenidas urbanas. Así, destacó la ejecutada en avenida Almafuerte –en el tramo realizado por la actual gestión y ya concluido, entre Circunvalación y el arroyo Las Tunas– y otras en marcha, como la ampliación y transformación de Blas Parera y Don Bosco, que avanzan a buen ritmo.

En el caso de Don Bosco, la intervención abarcará desde Circunvalación hasta avenida Ramírez: actualmente se trabaja con frentes de obras en el tramo entre Circunvalación y Parera, y entre Parera y Rondeau.

En el caso de Blas Parera, ya está concluido el ensanche entre Circunvalación y Don Bosco, y actualmente se trabaja en el tramo siguiente, hasta Almirante Brown. La ampliación de la calzada de circulación llegará hasta avenida Almafuerte.

Por otra parte, Llosa aportó que para la zona directamente beneficiada de Jorge Newbery e inmediaciones, la obra se complementará con la pavimentación del barrio 240 Viviendas, ya licitada y próxima a iniciarse a partir de setiembre.

Una obra que atraviesa zonas muy populosas

La obra que se extiende a lo largo de 1.500 metros atraviesa numerosas y populosas barriadas,en un sector urbano de amplio crecimiento poblacional.

La nueva avenida permitirá conectar calles General Espejo y Pedro Zanni, facilitando las uniones  con Colonia Avellaneda, Oro Verde y San Benito.

Durante una recorrida realizada días atrás, la intendenta Blanca Osuna destacó el beneficio para la calidad de vida y el saneamiento ambiental que lleva consigo la pavimentación y la construcción de nuevos desagües pluviales, en una zona con gran movimiento de tránsito.

Y se complementó con la repavimentación y construcción de nuevos desagües en calle Juan Báez, por lo que la inversión total fue superior a los 12 millones de pesos, financiada con recursos municipales, según se informó oficialmente.


Comentarios