Ovacion
Domingo 15 de Mayo de 2016

Una noche para el olvido ante un rival despierto

Echagüe jugó muy mal y Barrio Parque no lo perdonó. Cayó y está 0/2 abajo en la serie final que ahora viene a Paraná. 

Olvidar rápido y empezar de nuevo. Echagüe tuvo una noche tremenda. No le salió una y se vuelve a Paraná con las manos vacías. Anoche perdió con Barrio Parque por 83 a 59 en el segundo chico de la serie final de la Conferencia Norte del TNA. Estuvo apenas cinco minutos en partido y luego se desdibujó. Su rival salió con todo y no lo dejó reaccionar. Es por eso que ahora tendrá la obligación de ganar el martes en el Luis Butta para seguir con vida. Lo puede hacer, claro que ha demostrado muestras de carácter para levantarse. Y esa será la motivación para vivir otra noche intensa y de emociones.

El partido
Cerrado, a media falta e intenso. Así comenzó el juego en Córdoba. Los tiros al límite hicieron de un porcentaje muy bajo de efectividad en ambos equipos hasta el cierre. El local metió un par de contragolpes y un triple y estableció una buena diferencia. También fue clave el  aporte del banco (9 en el primer chico), sobre todo cuando ingresó Xinos.

Echagüe entró en una gran confusión en el segundo cuarto y nunca hizo pie. La presión de su rival lo llevó a cometer permanentes errores y esos fallos en ofensiva y en la posesión lo dejaron expuesto. Parque tomó confianza y comenzó a marcar claras diferencias en el juego que se trasladaron en el marcador. Llegó a perder por 21 puntos. Las pelotas forzadas y el bajo rendimiento individual para romper con la sequía decretaron un primer tiempo muy pobre.  

Desconcertado e impotente, Echagüe no varió demasiado con respecto al primer tiempo. Desconcentraciones  y pérdidas que fueron muy bien capitalizada por un rival que nunca bajó la guardia. Los dirigidos por Lotterio entendieron muy bien los momentos del partido y se repartieron el goleo.  Con 25 puntos abajo en el marcador y sin respuestas para frenar el embate parecía ser que el último cuarto iba a estar de más. Y  así fue. Lo mejor que le pudo pasar a Echagüe fue que termine el partido. Sobre el final hubo algunos inconvenientes con el público, pero fueron controlados.

Comentarios