Pais
Lunes 29 de Junio de 2015

Una nena que había sido trasplantada viajaba al Garrahan para un control y murió en un accidente

El siniestro vial ocurrió en la ruta 51, en Azul, cuando el auto en el que viajaba la familia chocó un caballo. El padre de la niña y conductor del automovil también falleció. 

Una niña que viajaba al hospital Garrahan de Buenos Aires, para realizarse un control de un trasplante de corozón, falleció esta mañana en el cruce de Avenida Chávez y ruta 51, en Azul, cuando el auto que conducía su padre chocó un equino.

En el accidente también falleció el conductor y padre de la niña, identificado como Rodolfo Lazarte. En tanto, su acompañante, identificada como Adriana Fossat, se encuentra internada con heridas de diversa consideración en el hospital Pintos. 

Según el portal Noticias de Azul la pequeña, Felicitas Lazarte, había sido trasplantada del corazón en el hospital Garrahan meses antes y concurría a un control.  

A Felicitas se le diagnosticó una miocardia dilatada a los nueve meses de vida. Cuando tenia 2 años, los médicos que la atendían le indicaron un trasplante para poder vivir. 

Desde el 14 de octubre de 2011 Felicitas estuvo internada en el Garrahan a la espera de un corazón, con su familia junto a ella, mientras la pequeña permanecía conectada a un respirador artificial. 

Luego de muchos contratiempos, Felicitas fue trasplantada y logró sortear todos los obstáculos. Su papá, Rodolfo Lazarte, era oriundo de Tapalque y tenia 52 años.

Comentarios