Mundo
Viernes 25 de Marzo de 2016

Una multitud rollinga espera desde temprano el recital histórico de los Stones en Cuba

Los fans se acercaron al predio de la Ciudad Deportiva en La Habana donde hoy, a las 20.30, la banda que lideran Mick Jagger y Keith Richards tocará por primera vez en territorio cubano. Mirá las fotos. 

Un multitud, avanzada del medio millón de espectadores previsto, aguarda desde temprano en el predio de la Ciudad Deportiva de La Habana, donde a partir de las 20.30 de hoy los Rolling Stones ofrecerán un show gratuito, inédito en Cuba, con la que cerrarán su gira latinoamericana “Olé Tour 2016”.

A unos 500 metros del enorme predio aparece el primer cordón del dispositivo de seguridad que montó el gobierno cubano para la que se anuncia como una fiesta de la mítica banda inglesa.

Las puertas de la alambrada perimetral se abrieron a las 14 e ingresaron a paso veloz para capturar los primeros lugares miles de jóvenes, muchos de los cuáles pasaron la noche en carpas, pese a la prohibición de acampar. Hay tribus que habitualmente no se ven en las calles céntricas de La Habana. Piercings, tatuajes, alguna rasta, remeras negras con inscripciones rockeras y muchas banderas.

De Cuba, alguna de los Estados Unidos, y muchas con la clásica lengua del logotipo de la banda. La visita de los Stones habilitó a las tribus rockeras cubanas a emerger, a mostrarse libremente en la superficie, además que su visita, por tratarse de un evento histórico, reúne a fans de todos los géneros que incluye el amplio abanico rockero, cosa que habitualmente no sucede en países de mayor tradición rockera.

No faltan las guitarras para matar el tiempo de espera y al recorrer la fauna se encuentra muy poco alcohol, que está prohibido para este espectáculo, y no se nota, al menos por los sectores que recorrió Télam, los clásicos aromas que se perciben en Argentina en estas concentraciones. Hace mucho calor y hay un buen dispositivo de sanidad, con carpas ubicadas estratégicamente, así como baños portátiles de chapa, que no son químicos ni mucho menos, pero cumplen la función.

A medida que pasan las horas la expectativa crece. En pocas horas Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts subirán al enorme escenario de unos 80 metros de ancho, por 20 de fondo y otro tanto de altura y se lanzará la que seguramente es la fiesta más esperada de los últimos años en Cuba.

Los cuatro Stones estarán acompañados por Darryl Jones en bajo, los teclados del virtuoso Chuck Leavell y Matt Clifford; los bronces de Tim Ries y Karl Denson; y los coros de Bernard Fowler y Sasha Allen, quienes lo acompañaron en sus tres conciertos de febrero en el estadio Único de La Plata.

Comentarios