A Fondo
Lunes 20 de Julio de 2015

Una modelo perdió su pierna por usar algo que "muchas mujeres usan"

La historia de Lauren Wasser es muy conmovedora. Ella es una modelo californiana de 27 años, que después de alcanzar el auge soñado en su carrera, tuvo que enfrentarse a la muerte. Sin poder caminar, con depresión y en silla de ruedas, logró empezar de nuevo.

Un día cualquiera de octubre de 2012, la modelo californiana Lauren Wasser, de 27 años, comenzó a sentirse muy mal y lo asoció a una causa normal de su período menstrual, pero sucedía algo más. Días después ella despertó en una clínica donde le informaron que padecía Síndrome de Shock Tóxico (SST).

En la clínica, a Lauren estuvo muy mal porque la infección de su cuerpo se convirtió en gangrena. Finalmente tuvieron que amputarle la pierna derecha.

Este Síndrome es provocado cuando la toxina bacteriana Estafilococo Aureus, que habita naturalmente en la piel, vagina, perineo y axilas, hace el proceso de síntesis y provoca su liberación. El uso prolongado de tampones se convierte en un elemento de cultivo que aumenta la proliferación de bacterias en el interior de la vagina. 

Por consecuencia se incrementa la probabilidad de generación de cuadros infecciosos severos, entre ellos el Síndrome de Shock Tóxico que puede hasta causar la muerte. Según expertos esto puede sucederle a 1 de cada 100.000 mujeres.

La causa de lo que le pasó a Lauren Wasser la motivó a que su experiencia sirva de testimonio para ayudar a prevenir a todas las mujeres del mundo. Ella alzó su voz y valió la pena. Colabora con un nuevo proyecto de ley que estudia los peligros de los materiales utilizados en la elaboración de tampones y otros productos de higiene femenina.

Actualmente la joven modelo batalla con la demanda que presentó contra Kotex, el fabricante del tampón que le causó el síndrome. En declaraciones a los medios de comunicación Lauren afirma que en el caso del consumo de cigarrillos se conoce el riesgo y el que los consume lo hace asumiendo su elección, pero si hubiera más información acerca del Síndrome de Shock Tóxico, "nunca hubiera usado tampones", apuntó Lauren.

Recomendaciones

Algunas de las medidas preventivas son usar los tampones de menor absorbencia aunque implique tener que cambiarlo periódicamente, además se debe hacerlo en un plazo de 4 a 8 horas como máximo, incluso durante la noche. Finalmente es importante mantener las manos muy limpias para evitar el esparcimiento de bacterias.
 

Comentarios