Accidente vial
Lunes 01 de Agosto de 2016

Una mañana de violencia y accidentes a la salida de boliches

En Paraná y Concordia se registraron varios episodios con heridos, protagonizados por jóvenes alcoholizados. Hubo siniestros viales

Desde hace varios fines de semana las peleas en los boliches son más frecuentes, y el que acaba de pasar no fue la excepción. A veces los episodios no pasan de ser peleas habituales fomentadas por el consumo de alcohol, pero en otras no faltan los heridos en situaciones que podrían haber pasado a mayores. Y lo que se ve es que ni la presencia policial ni la seguridad privada resulta un freno para los ataques.
En Paraná, los escenarios de la violencia fueron el boliche Winna y Hierlam. En el primero, ubicado en la zona del puerto, en horas de la mañana de ayer un joven salió del local con un corte en el cuero cabelludo producto de agresiones recibidas en el interior. Atrás salía otro muchacho ofuscado y con ganas de seguir peleando. Tras la intervención de personal policial, redujeron a Jerónimo Martínez, de 21 años,y lo trasladaron a la Alcaidía. El lesionado, Damián Retamar, de 18, fue subido a una ambulancia y trasladado al hospital San Martín.
En el boliche de Bajada Grande, dos mujeres protagonizaron una pelea que terminó con sangre derramada: según se informó desde la Policía, una de las jóvenes, de 27 años, observó a su expareja con otra chica y la increpó. Esta tenía un vaso en la mano y se lo rompió en la cara. Estefanía Krieger fue trasladada al hospital San Martín donde le suturaron la herida cortante en la frente y el párpado derecho, y luego fue a la Fiscalía a denunciar a la agresora.
En el local Cruz Diablo de Concordia, ayer a las 6.30 un muchacho de 26 años fue detenido por pelearse con un patovica y romper un vidrio con un golpe de puño. Unos minutos antes, en el boliche Stadium Disco de la misma ciudad, un joven protagonizó un altercado y a la salida golpeó un carrito de ventas de panchos, y luego con su puño rompió el vidrio de la ventana de un auto. El agresor de 25 años fue trasladado hacia la Alcaidía.
Y estos son solo ejemplos que se conocen. La venta de alcohol descontrolada en los locales, que cuentan con mayoría de seguridad privada, y un contexto de violencia general, hacen de las noches de los fines de semana escenas dignas de Policías en Acción.

Asalto, choque y detenidos
Por otro lado, se informó que un policía que regresaba a su casa en Bajada Grande desde un boliche del puerto de Paraná fue asaltado por dos personas a punta de arma de fuego, le sustrajeron sus pertenencias y se dieron a la fuga en una moto. El uniformado identificó a uno de ellos, que luego fue ubicado por la comisaría 11ª con la vestimenta similar a la descripta por la víctima, aunque no tenía consigo ningún elemento robado, pero igual fue trasladado a la Alcaidía de Tribunales.
Por último, se indicó que en la intersección de Santa Fe y 25 de Junio, en pleno centro de Paraná, chocaron una moto Bajaj Rouser, conducida por un policía, y otra moto marca Yamaha XTZ 125, guiada por un soldado voluntario.
Ambos fueron trasladados hacia el hospital San Martín, donde se constataron lesiones leves. El policía sufrió una herida cortante en la pierna derecha, y el segundo otra en la frente. El fiscal ordeno extracción de sangre para los dos accidentados, pero el soldado voluntario se negó. Ante esto, se ordenó hacer la práctica de forma compulsiva, y luego, por la resistencia que opuso el motociclista, fue alojado en la Alcaidía.

Robó un auto, chocó una casa y se dio a la fuga
Un vehículo impactó, a las 4 de ayer, contra una vivienda ubicada en la intersección de Ereño y Lucas Piris de Concepción del Uruguay. La Policía local constató que el Fiat Palio no tenía ocupantes en su interior pero una de sus puertas tenía signos de haber sido violentada.
Unas horas después, mientras la familia que vive en la casa seguía asustada por el impacto, identificaron al propietario del vehículo: se trataba de un vecino que vive en calle Alberdi. Personal policial llegó hasta su domicilio, quien confirmó que se lo habían robado de la puerta de su casa. Luego de las pericias, se comenzó la búsqueda del ladrón, que no se quedó con nada pero causó graves daños a un auto y una casa.
Una hora antes de ese hecho, en la esquina de Galarza y Santa María de Oro de la misma ciudad, chocaron un Peugeot 207, conducido por un hombre de 63 años, y una camioneta Ford EcoSport que terminó volcada y su conductor, un hombre de 41 años atrapado en el interior. Ninguno sufrió lesiones, y se constató que el hombre del auto iba alcoholizado.

Comentarios