Ovacion
Jueves 19 de Febrero de 2015

Una joya para Sionista

Básquet: Franco Zandomeni deja Tokio de Posadas y se suma a los reclutados del CJS. Es un base de 15 años, 1,88 metros y ya juega en la selección argentina. “Kaco” es hijo de Miguel, exjugador de Echagüe.

Martín Macor / Ovación
mmacor@uno.com.ar

 


Siempre es importante pensar a futuro. Por eso los equipos de Liga Nacional que tienen en mente la proyección trabajan con reclutados. Y en los últimos días el Centro Juventud Sionista logró incorporar a sus filas a un pibe que promete. El chico tiene 15 años, mide 1,88 metros, lo señalan como un base europeo y ya tiene roce por segundo año consecutivo en la selección argentina de su categoría.


El pibe en cuestión es Franco Gastón Zandomeni. En el ámbito del básquet todos inmediatamente se preguntan que es de Miguel, el recordado ex jugador de Echagüe (hoy asistente en el equipo del TNA). Se trata de su hijo. Franco nació en Posadas, cuando Miguel jugó en Luz y Fuerza, pero el chico hizo todas las inferiores en Tokio. Hasta esta semana, ya que el lunes llegará a Paraná para sumarse al CJS.


Franco viene de ser una de las figuras de la selección nacional que participó de una gira por Serbia y donde se preparan para el premundial de junio a celebrarse en Bahía Blanca (certamen que por cierto ayer se presentó por parte de los dirigentes de la CABB).


“Estoy contento de llegar a Sionista y muy motivado también. Me puedo definir como un base escolta, pero la idea en Sionista será lo poder organizar el juego“. Es la carta de presentación del pibe ante la requisitoria de Ovación. Cabe destacar que Franco ya ha sido parte del Campus de Toronto que organizó la NBA sin Fronteras en 2014. También el año pasado formó parte de la selección Argentina en el Sudamericano de Venezuela.


“La verdad que me sorprende todo lo que le está sucediendo a Franco. Ha dado un salto increíble en los últimos años. Lo que sí destaco de él es la madurez que tiene. Es el primero en ir a entrenar y no hay que remarcarle nada”. Las palabras corren por cuenta de Miguel, su padre, que también se relame por la chance de tener a su hijo cerca otra vez luego de su partida de Misiones en 2009 (el pibe se quedó junto a su madre allí). Cabe destacar que Franco tuvo llamados de otros clubes, caso Regatas de Corrientes.


“Para mí es importante que se haya fijado Sionista, pero además me tira la familia... el desarraigo. Tendré a muchos seres queridos cerquita”, agregó el pibe ayer desde Posadas.


Lo cierto es que el lunes estará viajando el base misionero (pero con sangre entrerriana) para comenzar este nuevo ciclo en su vida, más allá del estudio, tema que le preocupa de sobremanera a su papá. “Quiero que termine de estudiar y que luego decida que quiere de su vida”, argumentó Miguel.


La Joyita, como lo definen algunos entendidos del básquet, llega a Paraná luego de un seguimiento que le hizo Santiago Pipi Vesco. A partir de ahora, le tocará vida de reclutado pero tendrá también año de Selección Argentina.. “Dicen que la pica bien y que promete. No salió a mí, yo la picaba con los codos...ja ja”., se ríe papá Miguel mientras aguarda la llegada de su hijo a Sionista. El futuro luego dirá hasta dónde llegará.

 

 


*Franco Zandomeni: "Es una motivación muy grande que Sionista se haya fijado en mí. Soy un base/escolta pero la idea es organizar el juego. Conozco a los jugadores y a los entrenadores y eso suma”.

 

*Miguel, papá de Franco: "Lo veo muy maduro a pesar de la corta edad que tiene. En Paraná tendrá vida de reclutado pero estará cerca de su familia. Dicen que la pica bien, yo lo hacía con los codos... ja ja”.

Comentarios